Publicado el 23 mayo, 2017 a las 14:30 por Fesei

El conflicto entre Sunniés y Chiiés en Oriente Medio

1. INTRODUCCIÓN
En relación con el conflicto entre sunníes y chiíes en Oriente Medio, se remite la siguiente valoración.

2. ANÁLISIS

Las dos ramas principales del islam, la sunní y la chií, se separaron como consecuencia del conflicto desatado por la sucesión de Mahoma. Para los sunníes, el liderazgo sigue la línea de los cuatro califas que acompañaron a Mahoma, es decir, Abu Bakr, Omar, Uthman y Alí, primo y yerno del Profeta. Para los chiítas, se usurpó la sucesión ya que debería haber pasado por la familia del Profeta primero, es decir, primero Alí, y después Hussein. El asesinato de Alí y su entierro en Najaf (Irak) así como la muerte en batalla de Hussein en Karbala (Irak) explica la naturaleza sagrada de estas ciudades para los chiítas.
Con el tiempo, la cadena de imanes chiítas se fueron dividiendo en diferentes ramas, como los zaidíes y los ismailíes, siendo finalmente la rama seguidora de los doce imanes la mayoritaria, y convirtiéndose en la religión oficial del imperio Safavida de Persia, en la actualidad Irán. Este hecho es importante, pues ante los ojos de los sunníes más radicales, el chiísmo toma un cariz de enemigo extranjero e incluso no islámico.

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

Mapa