1. INTRODUCCIÓN

En relación a la importancia estratégica del corredor de Suwalki, se remite la siguiente valoración.

  1. ANÁLISIS

El corredor de Suwalki es una franja de territorio de 96 kilómetros en la frontera entre Lituania y Polonia. Toma el nombre de la cercana ciudad polaca de Suwalki, siendo una de las regiones más despobladas y frías del país. Su situación es estratégica ya que es el única vía de comunicación terrestre entre los países bálticos y el resto de Europa. Hacia el Oeste se encuentra el enclave ruso de Kaliningrado y hacia el Este Bielorrusia.

Históricamente, los países bálticos debido en gran medida a su escasa población, han dependido de las políticas de sus vecinos. Hoy en día, con alrededor de seis millones de habitantes en su conjunto y una tendencia demográfica negativa, Estonia, Letonia y Lituania siguen dependiendo de otras potencias para su seguridad. En los últimos tres siglos, la principal potencia regional ha sido Rusia, de la que estos países han formado parte de su territorio. No obstante, la caída de la URSS propició la independencia de estos países y su integración en la OTAN y la UE. Desde entonces, las relaciones con Moscú no han sido positivas. Pero no solamente su incorporación a organizaciones rivales de Moscú ha sido el detonante de estas tensiones, ya que Estonia, Letonia y en menor medida Lituania, acogen a un importante número de población rusófona. La política lingüística y la discriminación hacia este segmento de la población también han contribuido al aumento de las tensiones. En este marco, habría que añadir otra variable, que es la enemistad histórica a su vez existente entre Lituania y Polonia. En este sentido y a pesar de ser aliados y socios, esta enemistad podría influir en el grado de cooperación en una región tan sensible.

En caso de conflicto entre la OTAN y Rusia, el corredor de Suwalki podría ser ocupado desde Kaliningrado. Este enclave ofrece a Rusia una posición militar avanzada. El incremento del potencial militar en este oblast se ve ilustrado con la introducción de los más potentes sistemas de misiles que pondrían en grandes dificultades el abastecimiento por vía marítima y aérea a los países bálticos. Por otro lado, la posición de Bielorrusia, sería muy importante. Aunque su política exterior ha sido en general favorable a Rusia, siempre ha buscado mantener un margen de maniobra. No obstante, el creciente interés por completar el proceso de unificación entre los Estados Ruso y Bielorruso podría suponer, nuevamente en caso de conflicto, un nuevo frente en el corredor de Suwalki.

Frente a estos escenarios de tensión, tanto la OTAN como Rusia han aumentado los ejercicios y la capacidad de despliegue en la región.

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es relativamente estable, determinado por la presencia militar de Rusia en Kaliningrado, siendo la principal variable de riesgo la capacidad que pueda tener la OTAN de abastecer a los países bálticos en caso de conflicto. A más largo plazo, el sistema se estabiliza más, manteniéndose la misma variable determinante de Kaliningrado pero eliminándose las posibles variables de riesgo, lo que podría interpretarse como un período de alivio en las tensiones en esta región.

(….)

"/> LA IMPORTANCIA ESTRATÉGICA DEL CORREDOR DE SUWALKI. - Fesei.org
Publicado el 20 septiembre, 2019 a las 09:21 por Fesei

LA IMPORTANCIA ESTRATÉGICA DEL CORREDOR DE SUWALKI.

  1. INTRODUCCIÓN

En relación a la importancia estratégica del corredor de Suwalki, se remite la siguiente valoración.

  1. ANÁLISIS

El corredor de Suwalki es una franja de territorio de 96 kilómetros en la frontera entre Lituania y Polonia. Toma el nombre de la cercana ciudad polaca de Suwalki, siendo una de las regiones más despobladas y frías del país. Su situación es estratégica ya que es el única vía de comunicación terrestre entre los países bálticos y el resto de Europa. Hacia el Oeste se encuentra el enclave ruso de Kaliningrado y hacia el Este Bielorrusia.

Históricamente, los países bálticos debido en gran medida a su escasa población, han dependido de las políticas de sus vecinos. Hoy en día, con alrededor de seis millones de habitantes en su conjunto y una tendencia demográfica negativa, Estonia, Letonia y Lituania siguen dependiendo de otras potencias para su seguridad. En los últimos tres siglos, la principal potencia regional ha sido Rusia, de la que estos países han formado parte de su territorio. No obstante, la caída de la URSS propició la independencia de estos países y su integración en la OTAN y la UE. Desde entonces, las relaciones con Moscú no han sido positivas. Pero no solamente su incorporación a organizaciones rivales de Moscú ha sido el detonante de estas tensiones, ya que Estonia, Letonia y en menor medida Lituania, acogen a un importante número de población rusófona. La política lingüística y la discriminación hacia este segmento de la población también han contribuido al aumento de las tensiones. En este marco, habría que añadir otra variable, que es la enemistad histórica a su vez existente entre Lituania y Polonia. En este sentido y a pesar de ser aliados y socios, esta enemistad podría influir en el grado de cooperación en una región tan sensible.

En caso de conflicto entre la OTAN y Rusia, el corredor de Suwalki podría ser ocupado desde Kaliningrado. Este enclave ofrece a Rusia una posición militar avanzada. El incremento del potencial militar en este oblast se ve ilustrado con la introducción de los más potentes sistemas de misiles que pondrían en grandes dificultades el abastecimiento por vía marítima y aérea a los países bálticos. Por otro lado, la posición de Bielorrusia, sería muy importante. Aunque su política exterior ha sido en general favorable a Rusia, siempre ha buscado mantener un margen de maniobra. No obstante, el creciente interés por completar el proceso de unificación entre los Estados Ruso y Bielorruso podría suponer, nuevamente en caso de conflicto, un nuevo frente en el corredor de Suwalki.

Frente a estos escenarios de tensión, tanto la OTAN como Rusia han aumentado los ejercicios y la capacidad de despliegue en la región.

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es relativamente estable, determinado por la presencia militar de Rusia en Kaliningrado, siendo la principal variable de riesgo la capacidad que pueda tener la OTAN de abastecer a los países bálticos en caso de conflicto. A más largo plazo, el sistema se estabiliza más, manteniéndose la misma variable determinante de Kaliningrado pero eliminándose las posibles variables de riesgo, lo que podría interpretarse como un período de alivio en las tensiones en esta región.

(….)