26 marzo, 2022

La Operación Militar en Ucrania.

Según la información facilitada por el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa, las Fuerzas Armadas del país eslavo han completado la primera fase de la operación militar en Ucrania. Durante este período de tiempo, las capacidades militares convencionales de Ucrania han sufrido una considerable merma, por lo que uno de los objetivos estratégicos que se había marcado Moscú, la desmilitarización del país parece estar cerca de conseguirse. En este sentido, con la destrucción de la Fuerza Aérea Ucraniana y de su Armada , Rusia a tomado el control de los cielos y del mar, obteniendo una ventaja operativa que a la postre puede ser decisiva. La metódica eliminación de buena parte de los puestos de mando, de las unidades de defensa aérea y de la capacidad logística de Kiev, como depósitos de combustible y almacenes de municiones, impiden la organización de contrataques de manera organizada a gran escala, teniendo éstos carácter principalmente local en el área de Nikolaev y de Kiev. El amplio frente de batalla o el castigo sufrido por los ataques aéreos y de misiles de crucero,  están teniendo un efecto negativo en las capacidades operativas del ejército ucraniano. Además, la concentración de las mejores unidades en la zona este del país, sometidas también a la presión de las unidades de las Repúblicas Populares de Lugansk y Donetsk, suponen para Ucrania la posibilidad de un cerco de sus mejores unidades. La conclusión rusa prevé por tanto en un plazo corto, el agotamiento de las reservas militares ucranianas, por lo que el conflicto pasaría a una fase diferente, donde la toma de las ciudades y el control efectivo del territorio pasará a ser prioritario. Como conclusión, y aunque el ejemplo de Mariupol tiene unas características muy particulares no siempre aplicables al resto de Ucrania,  los combates callejeros han demostrado que esta nueva fase podría ser operativamente larga y costosa para todas las partes involucradas.

Deje un comentario