1. ANÁLISIS

Históricamente en las relaciones entre Occidente y Rusia, ha habido espacio para la presencia de conflictos y divergencias políticas entre ambas civilizaciones, y, también para los intercambios de todo tipo, todo ello aderezado por lazos comunes que nos unen, como por ejemplo, las raíces cristianas.

Hoy en día, las relaciones entre Occidente y Rusia giran sobre tres esferas principales, la esfera económica, la política y la de seguridad.

Hay que resaltar que dentro de la esfera económica, a pesar de verse afectada por la presencia de sanciones, predomina el interés comercial. Prueba de ello es que la UE es el primer socio comercial de Rusia, mientras que para la UE, Rusia es el tercer socio comercial más importante, así como su principal suministrador energético, aspecto éste que eleva la relación a un carácter estratégico.

En la esfera política y de seguridad no obstante, predomina el enfrentamiento. Por ello es necesario comprender un aspecto fundamental, que es la presencia de dos organismos internacionales que representan a Occidente, como son la OTAN y la UE. En la pertenencia a estas organizaciones, descansa en gran medida la seguridad del mundo occidental, así como el marco regulatorio, económico y político europeo. A través de estas organizaciones se canaliza en gran medida la relación con Rusia y la presencia dentro de las mismas de actores importantes, que por diversas razones de tipo históricas, geoestratégicas o de seguridad, ven en la Federación Rusa principalmente a un adversario, influyen en la postura oficial del mundo occidental con respecto a Rusia. Esta rivalidad se mantienen presente, incluso a pesar de la existencia de amenazas comunes como el terrorismo islamista.

Con este telón de fondo, han aparecido en Estados Unidos noticias que apuntan a la violación por parte de Rusia del tratado firmado en 1987 entre Estados Unidos y la Unión Soviética. En el mismo se prohibía expresamente a ambas potencias poseer misiles de corto alcance entre 500-1000 km y  medio alcance 1000-5500 km.

No obstante, la administración Trump y la incertidumbre que se está generando desde Washington con respecto a su política exterior, sumado al auge de los populismos en Europa, pueden dar lugar a cambios que también afectarán a las relaciones con Rusia.

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> DESPLIEGUE DE MISILES RUSOS DE MEDIO ALCANCE - Fesei.org
Publicado el 6 marzo, 2017 a las 12:23 por Fesei

DESPLIEGUE DE MISILES RUSOS DE MEDIO ALCANCE

  1. INTRODUCCIÓN

En relación con el despliegue de misiles rusos de medio alcance, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

Históricamente en las relaciones entre Occidente y Rusia, ha habido espacio para la presencia de conflictos y divergencias políticas entre ambas civilizaciones, y, también para los intercambios de todo tipo, todo ello aderezado por lazos comunes que nos unen, como por ejemplo, las raíces cristianas.

Hoy en día, las relaciones entre Occidente y Rusia giran sobre tres esferas principales, la esfera económica, la política y la de seguridad.

Hay que resaltar que dentro de la esfera económica, a pesar de verse afectada por la presencia de sanciones, predomina el interés comercial. Prueba de ello es que la UE es el primer socio comercial de Rusia, mientras que para la UE, Rusia es el tercer socio comercial más importante, así como su principal suministrador energético, aspecto éste que eleva la relación a un carácter estratégico.

En la esfera política y de seguridad no obstante, predomina el enfrentamiento. Por ello es necesario comprender un aspecto fundamental, que es la presencia de dos organismos internacionales que representan a Occidente, como son la OTAN y la UE. En la pertenencia a estas organizaciones, descansa en gran medida la seguridad del mundo occidental, así como el marco regulatorio, económico y político europeo. A través de estas organizaciones se canaliza en gran medida la relación con Rusia y la presencia dentro de las mismas de actores importantes, que por diversas razones de tipo históricas, geoestratégicas o de seguridad, ven en la Federación Rusa principalmente a un adversario, influyen en la postura oficial del mundo occidental con respecto a Rusia. Esta rivalidad se mantienen presente, incluso a pesar de la existencia de amenazas comunes como el terrorismo islamista.

Con este telón de fondo, han aparecido en Estados Unidos noticias que apuntan a la violación por parte de Rusia del tratado firmado en 1987 entre Estados Unidos y la Unión Soviética. En el mismo se prohibía expresamente a ambas potencias poseer misiles de corto alcance entre 500-1000 km y  medio alcance 1000-5500 km.

No obstante, la administración Trump y la incertidumbre que se está generando desde Washington con respecto a su política exterior, sumado al auge de los populismos en Europa, pueden dar lugar a cambios que también afectarán a las relaciones con Rusia.

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia