1. INTRODUCCIÓN

En relación con los recursos hídricos y el futuro geoestratégico de América del Sur en 2030, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

El agua es un recurso escaso que es esencial para la vida. El volumen de agua en la Tierra se estima en 1400 millones de kilómetros cúbicos, de los cuales sólo el 2,5% de este total es agua potable. De este 2,5%, el 69,7% está en forma de glaciares en la Antártida y el Ártico, el 30% está en acuíferos subterráneos y sólo el 0,3% son aguas superficiales.

Brasil es el país con mayores reservas de agua dulce del planeta, casi un cuarto del total mundial, seguido de Rusia. Junto con Brasil, Colombia y Perú están dentro de los diez países con mayores reservas. Otros países de la región también poseen importantes reservas, lo cual nos muestra los ingentes recursos hídricos de América del Sur.

Una de las razones de esta gran abundancia es el inmenso acuífero Guaraní, que se extiende por debajo de la superficie de Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay, constituyendo el segundo acuífero de agua dulce más grande del mundo, después de la Gran Cuenca Artesiana de Australia.

Hacia 2030 la escasez de agua en el mundo se agravará, afectando a buena parte de la población mundial. En este marco, el valor de agua como recurso no hará más que aumentar, adquiriendo el rango de recurso estratégico, algo que ya ha sucedido en otras partes del mundo.

Sin embargo, América del Sur tiene problemas de gestión del agua y las tendencias económicas, demográficas y climáticas, no apuntan en la buena dirección.

El crecimiento demográfico y urbano desordenado, la presión sobre los recursos, la contaminación de los acuíferos, o los efectos de menores precipitaciones y la reducción de los glaciares en los Andes, son desafíos a los que se enfrenta la región sudamericana.

La presión en la demanda de este bien cada vez más escaso, unido al agotamiento de los recursos cercanos obligan a tomar medidas alternativas que encarecen el precio del agua. En este sentido, el nivel de pobreza de muchos de los habitantes de la región, dificulta su acceso al agua. Sao Paulo, la ciudad más poblada de América del Sur, es un ejemplo de esta situación, que ha obligado a las autoridades a abastecer la ciudad de agua de fuentes cada vez más lejanas.

Cabe también resaltar que la mayor parte del consumo proviene de la agricultura. Teniendo en cuenta la importancia de este sector para los países sudamericanos, y el incremento de la población mundial, es de esperar que para el 2030 las diferentes áreas agrícolas de la economía también ejerzan presión sobre este bien básico y vital.

 

  1. CONCLUSIÓN

La situación del agua como recurso en América del Sur está explicada por la presencia de dos variables determinantes, que son los grandes recursos acuíferos de la región, y el crecimiento demográfico que experimentan especialmente las ciudades.[…]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> EL AGUA, RECURSO ESCASO. EL CASO DE AMÉRICA DEL SUR - Fesei.org
Publicado el 14 noviembre, 2017 a las 18:07 por Fesei

EL AGUA, RECURSO ESCASO. EL CASO DE AMÉRICA DEL SUR

 

  1. INTRODUCCIÓN

En relación con los recursos hídricos y el futuro geoestratégico de América del Sur en 2030, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

El agua es un recurso escaso que es esencial para la vida. El volumen de agua en la Tierra se estima en 1400 millones de kilómetros cúbicos, de los cuales sólo el 2,5% de este total es agua potable. De este 2,5%, el 69,7% está en forma de glaciares en la Antártida y el Ártico, el 30% está en acuíferos subterráneos y sólo el 0,3% son aguas superficiales.

Brasil es el país con mayores reservas de agua dulce del planeta, casi un cuarto del total mundial, seguido de Rusia. Junto con Brasil, Colombia y Perú están dentro de los diez países con mayores reservas. Otros países de la región también poseen importantes reservas, lo cual nos muestra los ingentes recursos hídricos de América del Sur.

Una de las razones de esta gran abundancia es el inmenso acuífero Guaraní, que se extiende por debajo de la superficie de Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay, constituyendo el segundo acuífero de agua dulce más grande del mundo, después de la Gran Cuenca Artesiana de Australia.

Hacia 2030 la escasez de agua en el mundo se agravará, afectando a buena parte de la población mundial. En este marco, el valor de agua como recurso no hará más que aumentar, adquiriendo el rango de recurso estratégico, algo que ya ha sucedido en otras partes del mundo.

Sin embargo, América del Sur tiene problemas de gestión del agua y las tendencias económicas, demográficas y climáticas, no apuntan en la buena dirección.

El crecimiento demográfico y urbano desordenado, la presión sobre los recursos, la contaminación de los acuíferos, o los efectos de menores precipitaciones y la reducción de los glaciares en los Andes, son desafíos a los que se enfrenta la región sudamericana.

La presión en la demanda de este bien cada vez más escaso, unido al agotamiento de los recursos cercanos obligan a tomar medidas alternativas que encarecen el precio del agua. En este sentido, el nivel de pobreza de muchos de los habitantes de la región, dificulta su acceso al agua. Sao Paulo, la ciudad más poblada de América del Sur, es un ejemplo de esta situación, que ha obligado a las autoridades a abastecer la ciudad de agua de fuentes cada vez más lejanas.

Cabe también resaltar que la mayor parte del consumo proviene de la agricultura. Teniendo en cuenta la importancia de este sector para los países sudamericanos, y el incremento de la población mundial, es de esperar que para el 2030 las diferentes áreas agrícolas de la economía también ejerzan presión sobre este bien básico y vital.

 

  1. CONCLUSIÓN

La situación del agua como recurso en América del Sur está explicada por la presencia de dos variables determinantes, que son los grandes recursos acuíferos de la región, y el crecimiento demográfico que experimentan especialmente las ciudades.[…]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

Mapa