1. ANÁLISIS

“BRICS”,  es un acrónimo referido a los países emergentes más importantes; Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica. En conjunto suponen un 26% de la superficie del planeta y cerca de la mitad de su población. Mantienen una reunión anual donde las discusiones tratan una amplia temática que va desde los asuntos económicos, de seguridad, comerciales, relaciones internacionales, hasta asuntos de índole social. Uno de los objetivos es coordinar puntos de vista en tres diferentes áreas. Por un lado, en el aspecto diplomático entre los diferentes miembros, en segundo lugar, aumentar la interacción a través de diferentes instituciones estatales de los países miembros, y por último, relacionar sus sociedades civiles.

Históricamente, cabe destacar que el grupo BRIC, fundado en 2009, no incluía a Sudáfrica, que se unió al mismo el año siguiente. Con el transcurso de los años, cumpliendo el decenio, han sido invitadas otras naciones a participar en las reuniones anuales del grupo, lo que podría significar que en un futuro pueda ampliarse a nuevas naciones. Destacan la presencia de: Indonesia, Turquía o Argentina en las diferentes reuniones mantenidas.

Fruto de los contactos mantenidos, nuevas instituciones han nacido bajo el abrigo de los BRICS. Por ejemplo, el Nuevo Banco de Desarrollo (NDB), el Centro Regional Africano (ARC) o el Acuerdo de Reservas de Contingencia (CRA) entre otros. En este sentido, el establecimiento del NDB y el ARC resultan perfectamente compatibles, ya que por un lado se cubre la necesidad de financiación, sobre todo para los grandes proyectos de infraestructuras, y por otro lado se consolida el interés de los BRICS en África. Todo ello es especialmente interesante para el actor más poderoso económicamente de los BRICS, China. Otros beneficios de la pertenencia al BRICS es la promoción del comercio y de las inversiones, turismo y la búsqueda de sinergias.

Sin embargo, los BRICS también se enfrentan a desafíos. Probablemente, el más notorio es su adaptación y el rol que tendrán ante la llamada, “Cuarta Revolución Industrial” que se está produciendo en el mundo, en especial en campos como la nanotecnología, la robótica, etc. Otros desafíos a considerar, como, el proteccionismo económico, la corrupción, los problemas sociales o los riesgos geopolíticos, afectan de manera diferente a cada uno de sus miembros.

 

 

 

  1. CONCLUSIÓN

Estamos ante un sistema objeto de estudio en general estable. Existe una variable determinante que es la ampliación del grupo a nuevos miembros. Por otra parte, la efectividad en la implantación de los proyectos e instituciones conjuntas, es una variable de riesgo que los actores deberían controlar. A más largo plazo, no se prevén cambios en el sistema que continuará siendo estable.

De cara al futuro, es bastante probable un mantenimiento de la […]

 

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> EL FUTURO DE LA ASOCIACIÓN DE LOS PAÍSES “BRICS” - Fesei.org
Publicado el 14 agosto, 2018 a las 10:30 por Fesei

EL FUTURO DE LA ASOCIACIÓN DE LOS PAÍSES “BRICS”

  1. INTRODUCCIÓN

En relación al futuro de la asociación de las economías emergentes de los países del grupo conocido como “BRICS”, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

“BRICS”,  es un acrónimo referido a los países emergentes más importantes; Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica. En conjunto suponen un 26% de la superficie del planeta y cerca de la mitad de su población. Mantienen una reunión anual donde las discusiones tratan una amplia temática que va desde los asuntos económicos, de seguridad, comerciales, relaciones internacionales, hasta asuntos de índole social. Uno de los objetivos es coordinar puntos de vista en tres diferentes áreas. Por un lado, en el aspecto diplomático entre los diferentes miembros, en segundo lugar, aumentar la interacción a través de diferentes instituciones estatales de los países miembros, y por último, relacionar sus sociedades civiles.

Históricamente, cabe destacar que el grupo BRIC, fundado en 2009, no incluía a Sudáfrica, que se unió al mismo el año siguiente. Con el transcurso de los años, cumpliendo el decenio, han sido invitadas otras naciones a participar en las reuniones anuales del grupo, lo que podría significar que en un futuro pueda ampliarse a nuevas naciones. Destacan la presencia de: Indonesia, Turquía o Argentina en las diferentes reuniones mantenidas.

Fruto de los contactos mantenidos, nuevas instituciones han nacido bajo el abrigo de los BRICS. Por ejemplo, el Nuevo Banco de Desarrollo (NDB), el Centro Regional Africano (ARC) o el Acuerdo de Reservas de Contingencia (CRA) entre otros. En este sentido, el establecimiento del NDB y el ARC resultan perfectamente compatibles, ya que por un lado se cubre la necesidad de financiación, sobre todo para los grandes proyectos de infraestructuras, y por otro lado se consolida el interés de los BRICS en África. Todo ello es especialmente interesante para el actor más poderoso económicamente de los BRICS, China. Otros beneficios de la pertenencia al BRICS es la promoción del comercio y de las inversiones, turismo y la búsqueda de sinergias.

Sin embargo, los BRICS también se enfrentan a desafíos. Probablemente, el más notorio es su adaptación y el rol que tendrán ante la llamada, “Cuarta Revolución Industrial” que se está produciendo en el mundo, en especial en campos como la nanotecnología, la robótica, etc. Otros desafíos a considerar, como, el proteccionismo económico, la corrupción, los problemas sociales o los riesgos geopolíticos, afectan de manera diferente a cada uno de sus miembros.

 

 

 

  1. CONCLUSIÓN

Estamos ante un sistema objeto de estudio en general estable. Existe una variable determinante que es la ampliación del grupo a nuevos miembros. Por otra parte, la efectividad en la implantación de los proyectos e instituciones conjuntas, es una variable de riesgo que los actores deberían controlar. A más largo plazo, no se prevén cambios en el sistema que continuará siendo estable.

De cara al futuro, es bastante probable un mantenimiento de la […]

 

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia