1. ANÁLISIS

Con una economía nacional en fase expansiva, apoyada principalmente en la demanda interna, y más concretamente en el consumo privado, Malasia presenta un balance positivo de cara al crecimiento del sector tecnológico. A pesar de que el peso del espacio digital en el producto interior bruto malayo es menor que en otros países desarrollados, se espera una evolución positiva del sector.
El crecimiento del sector e-commerce, que es un fenómeno global, se ve apoyado en este caso en una regulación especialmente atractiva para el emprendimiento, apoyada además, por la política agresiva de expansión de las propias empresas malayas.

Aunque Malasia ha fundamentado buena parte de su economía en la exportación de materias primas, el ámbito tecnológico ofrece unas perspectivas de crecimiento mayores y la posibilidad de diversificar su estructura económica. En este sentido, el sector tecnológico aporta ya cerca de un 20% del producto interior bruto.
Estrechamente ligado con el desarrollo del e-commerce está el sector logístico y la ambición del país de convertirse, apoyándose en su geografía, en el eje comercial de los miembros del ASEAN. Un ejemplo de ello es la creación de la primera zona de libre comercio digital en el mundo, o la reciente decisión del gigante chino Alibaba de establecer Malasia como su centro de distribución regional. Las oportunidades en este sentido son muy importantes, no obstante, la inversión en infraestructuras deber seguir siendo una prioridad, junto con la estabilidad política necesaria y el mantenimiento de una legislación favorable a la inversión.

Dado que Malasia se encuentra entre países de la región con un desarrollo medio, ya no dispone de las ventajas del costo laboral como otros de sus vecinos. Por tanto, las posibilidades logísticas y tecnológicas deberían también combinarse con las adecuadas reformas educativas para alcanzar el siguiente grado en la escala del desarrollo, reducir el desempleo y evitar un posible estancamiento futuro.

 

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es bastante estable, y está explicado por la necesidad de mejora del sistema educativo, una legislación favorable a la inversión, implantada actualmente, y una relativa estabilidad política. La variable de riesgo principal es la pérdida de competitividad de la economía de Malasia. A más largo plazo, la situación no parece que vaya a modificarse sustancialmente.
El escenario más probable de cara al futuro es la continuación de las inversiones en infraestructuras, que ayudarán al […]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> EL IMPACTO DE LA DIGITALIZACIÓN EN LA ECONOMÍA DE MALASIA - Fesei.org
Publicado el 3 abril, 2018 a las 15:21 por Fesei

EL IMPACTO DE LA DIGITALIZACIÓN EN LA ECONOMÍA DE MALASIA

  1. INTRODUCCIÓN

En relación con el impacto de la digitalización en la economía de Malasia, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

Con una economía nacional en fase expansiva, apoyada principalmente en la demanda interna, y más concretamente en el consumo privado, Malasia presenta un balance positivo de cara al crecimiento del sector tecnológico. A pesar de que el peso del espacio digital en el producto interior bruto malayo es menor que en otros países desarrollados, se espera una evolución positiva del sector.
El crecimiento del sector e-commerce, que es un fenómeno global, se ve apoyado en este caso en una regulación especialmente atractiva para el emprendimiento, apoyada además, por la política agresiva de expansión de las propias empresas malayas.

Aunque Malasia ha fundamentado buena parte de su economía en la exportación de materias primas, el ámbito tecnológico ofrece unas perspectivas de crecimiento mayores y la posibilidad de diversificar su estructura económica. En este sentido, el sector tecnológico aporta ya cerca de un 20% del producto interior bruto.
Estrechamente ligado con el desarrollo del e-commerce está el sector logístico y la ambición del país de convertirse, apoyándose en su geografía, en el eje comercial de los miembros del ASEAN. Un ejemplo de ello es la creación de la primera zona de libre comercio digital en el mundo, o la reciente decisión del gigante chino Alibaba de establecer Malasia como su centro de distribución regional. Las oportunidades en este sentido son muy importantes, no obstante, la inversión en infraestructuras deber seguir siendo una prioridad, junto con la estabilidad política necesaria y el mantenimiento de una legislación favorable a la inversión.

Dado que Malasia se encuentra entre países de la región con un desarrollo medio, ya no dispone de las ventajas del costo laboral como otros de sus vecinos. Por tanto, las posibilidades logísticas y tecnológicas deberían también combinarse con las adecuadas reformas educativas para alcanzar el siguiente grado en la escala del desarrollo, reducir el desempleo y evitar un posible estancamiento futuro.

 

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es bastante estable, y está explicado por la necesidad de mejora del sistema educativo, una legislación favorable a la inversión, implantada actualmente, y una relativa estabilidad política. La variable de riesgo principal es la pérdida de competitividad de la economía de Malasia. A más largo plazo, la situación no parece que vaya a modificarse sustancialmente.
El escenario más probable de cara al futuro es la continuación de las inversiones en infraestructuras, que ayudarán al […]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia