1. ANÁLISIS

México ocupa una posición geográfica especial como puente entre Centroamérica y Estados Unidos. En este sentido,  es una fuente de emigración a Estados Unidos, y nación de tránsito de los flujos migratorios centroamericanos con destino a la nación norteamericana.

Cabe destacar que México ha sido históricamente, dada la cercanía geográfica, un emisor neto de emigrantes a Estados Unidos, habiéndose creado con el tiempo una vibrante comunidad en suelo norteamericano, que ha creado redes sociales que suponen un apoyo al emigrante y le ayudan a salvar las diferencias culturales. Estas variables, combinadas con la diferencia de renta entre ambos países y la posibilidad de enviar remesas de dinero a sus comunidades de origen, son la base del flujo migratorio mexicano a Estados Unidos, donde representan cerca del 30% de la población extranjera. En el caso de la emigración centroamericana, además de las variables de tipo económico, hay que señalar la violencia y la inestabilidad en la región como elementos distintivos.

Recientemente, se ha evidenciado una reducción de la inmigración ilegal de mexicanos a Estados Unidos, reduciéndose también las deportaciones. Esta situación contrasta en la frontera sur de México, donde el país ha pasado a convertirse también en país de destino. Con esta situación, han aumentado los controles y las deportaciones de emigrantes centroamericanos por parte de las autoridades mexicanas, aumentando la importancia de esta región sur del país, que históricamente no había contado con una fuerte presencia del Estado mexicano.

Estados Unidos, como destino final, juega un papel clave, puesto que es el actor más poderoso en la región y dispone de los medios para influir sobre las variables principales, en especial en la zona fronteriza con México. El objetivo inmediato es el aumento de la vigilancia y el control de las zonas limítrofes más sensibles, y a corto plazo el inicio de la construcción de un muro de separación a lo largo de la frontera con México. Sin embargo, si las variables de tipo económico no son atendidas, parece poco probable que las medidas coercitivas tengan un impacto decisivo en esta importante ruta migratoria.

 

 

  1. CONCLUSIÓN

Se trata de un sistema objeto de estudio inestable, donde la variable de riesgo principal es la pobreza. Frente a esta problemática, el desarrollo económico inclusivo y el fin de la violencia e inestabilidad en América Central resultan fundamentales de cara a reducir la inmigración irregular. Por otra parte, los tráficos ilegales, como el narcotráfico,  también suponen un desafío que va unido inexorablemente a los flujos migratorios en esta región.

De cara al futuro, el escenario más probable es la construcción del muro fronterizo y el aumento de los controles en la frontera estadounidense con México, lo que contribuirá a […]

 

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> EL PAPEL DE MÉXICO EN LOS FLUJOS MIGRATORIOS - Fesei.org
Publicado el 10 agosto, 2018 a las 11:08 por Fesei

EL PAPEL DE MÉXICO EN LOS FLUJOS MIGRATORIOS

  1. INTRODUCCIÓN

En relación al papel de México en los flujos migratorios, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

México ocupa una posición geográfica especial como puente entre Centroamérica y Estados Unidos. En este sentido,  es una fuente de emigración a Estados Unidos, y nación de tránsito de los flujos migratorios centroamericanos con destino a la nación norteamericana.

Cabe destacar que México ha sido históricamente, dada la cercanía geográfica, un emisor neto de emigrantes a Estados Unidos, habiéndose creado con el tiempo una vibrante comunidad en suelo norteamericano, que ha creado redes sociales que suponen un apoyo al emigrante y le ayudan a salvar las diferencias culturales. Estas variables, combinadas con la diferencia de renta entre ambos países y la posibilidad de enviar remesas de dinero a sus comunidades de origen, son la base del flujo migratorio mexicano a Estados Unidos, donde representan cerca del 30% de la población extranjera. En el caso de la emigración centroamericana, además de las variables de tipo económico, hay que señalar la violencia y la inestabilidad en la región como elementos distintivos.

Recientemente, se ha evidenciado una reducción de la inmigración ilegal de mexicanos a Estados Unidos, reduciéndose también las deportaciones. Esta situación contrasta en la frontera sur de México, donde el país ha pasado a convertirse también en país de destino. Con esta situación, han aumentado los controles y las deportaciones de emigrantes centroamericanos por parte de las autoridades mexicanas, aumentando la importancia de esta región sur del país, que históricamente no había contado con una fuerte presencia del Estado mexicano.

Estados Unidos, como destino final, juega un papel clave, puesto que es el actor más poderoso en la región y dispone de los medios para influir sobre las variables principales, en especial en la zona fronteriza con México. El objetivo inmediato es el aumento de la vigilancia y el control de las zonas limítrofes más sensibles, y a corto plazo el inicio de la construcción de un muro de separación a lo largo de la frontera con México. Sin embargo, si las variables de tipo económico no son atendidas, parece poco probable que las medidas coercitivas tengan un impacto decisivo en esta importante ruta migratoria.

 

 

  1. CONCLUSIÓN

Se trata de un sistema objeto de estudio inestable, donde la variable de riesgo principal es la pobreza. Frente a esta problemática, el desarrollo económico inclusivo y el fin de la violencia e inestabilidad en América Central resultan fundamentales de cara a reducir la inmigración irregular. Por otra parte, los tráficos ilegales, como el narcotráfico,  también suponen un desafío que va unido inexorablemente a los flujos migratorios en esta región.

De cara al futuro, el escenario más probable es la construcción del muro fronterizo y el aumento de los controles en la frontera estadounidense con México, lo que contribuirá a […]

 

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia