1. ANÁLISIS

La economía de Canarias está basada en el sector terciario (74,6%), sustentada principalmente por el turismo, lo que ha propiciado el desarrollo de la construcción. La industria es escasa y representa en torno al 7-8% del PIB regional, básicamente en sectores de transformación agroalimentaria, siendo el refino de petróleo la mayor industria de Canarias, representando el 42% de las exportaciones canarias.  El peso del sector primario en la economía es reducido, y está basado en la exportación a la Península y la UE. Por encima del resto de islas, destacan Tenerife y Gran Canaria, los grandes motores de la economía de las islas.

Actualmente, a pesar de la bonanza del ciclo económico y del boom turístico, Canarias sufre unos índices de paro, PIB per cápita, o riesgo de pobreza peores que la media nacional. Los problemas de una mano de obra poco cualificada, la insularidad, el clientelismo político o la falta de un tejido empresarial potente, son otros desafíos que enfrenta el archipiélago. La industria turística, que es fundamental, también tiene limitaciones tanto para su crecimiento como para crear puestos de trabajo.

Dentro de este marco, la posibilidad de la explotación de hidrocarburos, o el más reciente descubrimiento de minerales raros, todos ellos dentro de las aguas jurisdiccionales canarias, podrían suponer importantes fuentes de trabajo, inversiones e ingresos. Hasta ahora, las consideraciones medioambientales y su impacto en la industria turística, han evitado la realización de estos proyectos.

Sin embargo, y a pesar de las dificultades, Canarias posee una importante ventaja, su privilegiada posición geográfica, que le permite ser puente entre América, Europa y África. Desde el punto de vista logístico, existen posibilidades de crecimiento, especialmente cuando el continente que está experimentando un fuerte crecimiento económico como África, está tan cerca. Reside por tanto, en el aprovechamiento de su geografía, una importante fuente de oportunidades. Todo ello con el fin de diversificar y desarrollar una economía con un alto potencial de internacionalización.

Finalmente, la aplicación de modificaciones al Régimen Económico y Fiscal, negociado entre el Gobierno Central y el Autonómico, (que aún debe ser avalado por el Parlamento y que no entrará en vigor hasta 2018), supondrá importantes avances para  un tratamiento diferencial a Canarias en los aspectos económicos y fiscal, que paliarán en buena medida los desafíos anteriormente expuestos.

 

  1. CONCLUSIÓN

Actualmente, variables de riesgo, como el transporte aéreo y marítimo o la falta de diversificación de la economía canaria, implican un cierto grado de inestabilidad por su dependencia de otros factores[…]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> EL POTENCIAL ECONÓMICO DE LAS ISLAS CANARIAS - Fesei.org
Publicado el 25 octubre, 2017 a las 15:06 por Fesei

EL POTENCIAL ECONÓMICO DE LAS ISLAS CANARIAS

  1. INTRODUCCIÓN

En relación con el potencial económico de las Islas Canarias, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

La economía de Canarias está basada en el sector terciario (74,6%), sustentada principalmente por el turismo, lo que ha propiciado el desarrollo de la construcción. La industria es escasa y representa en torno al 7-8% del PIB regional, básicamente en sectores de transformación agroalimentaria, siendo el refino de petróleo la mayor industria de Canarias, representando el 42% de las exportaciones canarias.  El peso del sector primario en la economía es reducido, y está basado en la exportación a la Península y la UE. Por encima del resto de islas, destacan Tenerife y Gran Canaria, los grandes motores de la economía de las islas.

Actualmente, a pesar de la bonanza del ciclo económico y del boom turístico, Canarias sufre unos índices de paro, PIB per cápita, o riesgo de pobreza peores que la media nacional. Los problemas de una mano de obra poco cualificada, la insularidad, el clientelismo político o la falta de un tejido empresarial potente, son otros desafíos que enfrenta el archipiélago. La industria turística, que es fundamental, también tiene limitaciones tanto para su crecimiento como para crear puestos de trabajo.

Dentro de este marco, la posibilidad de la explotación de hidrocarburos, o el más reciente descubrimiento de minerales raros, todos ellos dentro de las aguas jurisdiccionales canarias, podrían suponer importantes fuentes de trabajo, inversiones e ingresos. Hasta ahora, las consideraciones medioambientales y su impacto en la industria turística, han evitado la realización de estos proyectos.

Sin embargo, y a pesar de las dificultades, Canarias posee una importante ventaja, su privilegiada posición geográfica, que le permite ser puente entre América, Europa y África. Desde el punto de vista logístico, existen posibilidades de crecimiento, especialmente cuando el continente que está experimentando un fuerte crecimiento económico como África, está tan cerca. Reside por tanto, en el aprovechamiento de su geografía, una importante fuente de oportunidades. Todo ello con el fin de diversificar y desarrollar una economía con un alto potencial de internacionalización.

Finalmente, la aplicación de modificaciones al Régimen Económico y Fiscal, negociado entre el Gobierno Central y el Autonómico, (que aún debe ser avalado por el Parlamento y que no entrará en vigor hasta 2018), supondrá importantes avances para  un tratamiento diferencial a Canarias en los aspectos económicos y fiscal, que paliarán en buena medida los desafíos anteriormente expuestos.

 

  1. CONCLUSIÓN

Actualmente, variables de riesgo, como el transporte aéreo y marítimo o la falta de diversificación de la economía canaria, implican un cierto grado de inestabilidad por su dependencia de otros factores[…]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia