1. INTRODUCCIÓN

En relación al potencial logístico de Israel, se remite la siguiente valoración.

2. ANÁLISIS

Tras su creación en 1948, el Estado de Israel se ha caracterizado por su fuerte crecimiento económico, tecnológico y de sus infraestructuras a pesar de los conflictos armados con sus vecinos árabes. Históricamente, la región del Mediterráneo Oriental, donde se encuentra Israel, ha sido un centro logístico internacional, donde las rutas que facilitan el comercio  Oriente-Occidente están presentes. Estas vías logísticas han influido en gran medida en la expansión de los intercambios culturales, y también, de la influencia religiosa que ha emanado de esta región a todo el mundo.

Hoy en día, puede decirse que estas antiguas rutas siguen jugando un papel importante en el desarrollo logístico israelí. Gracias a su capacidad de innovación, emprendimiento y un decidido apoyo gubernamental, Israel ha conseguido ocupar un nicho relevante dentro de las cadenas de suministro globales. En este sentido, el país es un centro mundial de investigación y desarrollo en diferentes sectores como seguridad, tecnologías agrícolas o material médico. Las nuevas tecnologías y servicios creados son posteriormente puestos en funcionamiento en los centros industriales de Extremo Oriente y finalmente, alcanzar a los consumidores en Europa, América y otros mercados.

Esta situación se puede ilustrar en la importancia que concede China a Israel dentro de su proyecto conocido como la Nueva Ruta de la Seda. China ha realizado importantes inversiones en los puertos mediterráneos de Ashdod y Haifa. Otros contratos de empresas chinas en Israel en diferentes sectores, incluido el logístico y de infraestructuras, han supuesto inversiones millonarias para el país hebreo.

No obstante a pesar de esta situación en su mayoría muy positiva para el sector, existen riesgos a considerar. El más importante es el relacionado con la seguridad, dada la relación de hostilidad abierta que mantiene Israel con Sira o Líbano, o un hipotético enfrentamiento con Irán. En este caso, el sector logístico se vería fuertemente afectado. Por otro lado, el aumento de la influencia de China, tiene consideraciones geopolíticas debido a la guerra comercial que este país mantiene con Estados Unidos, principal aliado de Israel.

3. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es relativamente estable, determinado por la posición geoestratégica del país que facilita su desarrollo logístico, pero también, por sus conflictivas relaciones con los países vecinos, lo que limita al sector. La principal variable de riesgo es mantener e incluso aumentar la interconexión con Asia, que permite a Israel, a pesar de su aislamiento regional, el mantener un nicho de mercado competitivo para su economía y su sector logístico.

El escenario más probable indica que Israel seguirá beneficiándose de las inversiones chinas. No obstante, existe la posibilidad de que estalle un conflicto regional que dañe la capacidad logística y de infraestructuras del país. Sin embargo, este hecho tendrá como consecuencia una mayor inversión posterior en infraestructuras y mejorará la interconexión con Asia, que es un objetivo estratégico para el desarrollo económico de Israel.

"/> EL POTENCIAL LOGÍSTICO DE ISRAEL. - Fesei.org
Publicado el 14 mayo, 2020 a las 10:06 por Fesei

EL POTENCIAL LOGÍSTICO DE ISRAEL.

1. INTRODUCCIÓN

En relación al potencial logístico de Israel, se remite la siguiente valoración.

2. ANÁLISIS

Tras su creación en 1948, el Estado de Israel se ha caracterizado por su fuerte crecimiento económico, tecnológico y de sus infraestructuras a pesar de los conflictos armados con sus vecinos árabes. Históricamente, la región del Mediterráneo Oriental, donde se encuentra Israel, ha sido un centro logístico internacional, donde las rutas que facilitan el comercio  Oriente-Occidente están presentes. Estas vías logísticas han influido en gran medida en la expansión de los intercambios culturales, y también, de la influencia religiosa que ha emanado de esta región a todo el mundo.

Hoy en día, puede decirse que estas antiguas rutas siguen jugando un papel importante en el desarrollo logístico israelí. Gracias a su capacidad de innovación, emprendimiento y un decidido apoyo gubernamental, Israel ha conseguido ocupar un nicho relevante dentro de las cadenas de suministro globales. En este sentido, el país es un centro mundial de investigación y desarrollo en diferentes sectores como seguridad, tecnologías agrícolas o material médico. Las nuevas tecnologías y servicios creados son posteriormente puestos en funcionamiento en los centros industriales de Extremo Oriente y finalmente, alcanzar a los consumidores en Europa, América y otros mercados.

Esta situación se puede ilustrar en la importancia que concede China a Israel dentro de su proyecto conocido como la Nueva Ruta de la Seda. China ha realizado importantes inversiones en los puertos mediterráneos de Ashdod y Haifa. Otros contratos de empresas chinas en Israel en diferentes sectores, incluido el logístico y de infraestructuras, han supuesto inversiones millonarias para el país hebreo.

No obstante a pesar de esta situación en su mayoría muy positiva para el sector, existen riesgos a considerar. El más importante es el relacionado con la seguridad, dada la relación de hostilidad abierta que mantiene Israel con Sira o Líbano, o un hipotético enfrentamiento con Irán. En este caso, el sector logístico se vería fuertemente afectado. Por otro lado, el aumento de la influencia de China, tiene consideraciones geopolíticas debido a la guerra comercial que este país mantiene con Estados Unidos, principal aliado de Israel.

3. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es relativamente estable, determinado por la posición geoestratégica del país que facilita su desarrollo logístico, pero también, por sus conflictivas relaciones con los países vecinos, lo que limita al sector. La principal variable de riesgo es mantener e incluso aumentar la interconexión con Asia, que permite a Israel, a pesar de su aislamiento regional, el mantener un nicho de mercado competitivo para su economía y su sector logístico.

El escenario más probable indica que Israel seguirá beneficiándose de las inversiones chinas. No obstante, existe la posibilidad de que estalle un conflicto regional que dañe la capacidad logística y de infraestructuras del país. Sin embargo, este hecho tendrá como consecuencia una mayor inversión posterior en infraestructuras y mejorará la interconexión con Asia, que es un objetivo estratégico para el desarrollo económico de Israel.

Mapa