1. INTRODUCCIÓN

En relación a Estonia como centro de alta tecnología en Europa, se remite la siguiente valoración.

  1. ANÁLISIS

Con menos de un millón y medio de habitantes, Estonia, es un importante centro de innovación tecnológica. A ello ha contribuido una decidida política que apostó por el desarrollo del gobierno digital, a un enfoque educativo centrado en las tecnologías desde temprana edad y a unas infraestructuras que favorecen el desarrollo empresarial

Una vez desmoronada la Unión Soviética, las autoridades de Estonia se encontraron ante una difícil decisión, con escasos recursos pero con un elevado grado de formación entre sus habitantes, apostaron por el desarrollo tecnológico como factor de crecimiento económico.

Hoy en día,  Estonia ocupa entre los primeros lugares del mundo en creación de start ups per cápita, los niños reciben formación en codificación desde los siete años, además de poder realizar la población la mayoría de los trámites con la administración de manera online ya desde mediados de los años 90.

Un importante punto de inflexión fue la creación de Skype en 2002 en Tallinn. Posteriormente fue vendida a Microsoft en 2011 por 8,5 billones de dólares. A partir de este momento, la reinversión en nuevas start ups se ha acelerado, creándose TransferWise o Playtech.

Otro aspecto importante del éxito estonio es la infraestructura favorable a los negocios, por ejemplo, poder crear una empresa online en cinco minutos. En este sentido destaca el programa e-residency que ha atraído un gran interés internacional por sus condiciones favorables.

Sin embargo, este sistema, que provee una tarjeta de identificación digital a cada recién nacido, fue objeto de un ciber ataque en 2007 que paralizó en buena medida la actividad del país.

Como consecuencia de esta experiencia, la ciberseguridad es una prioridad en Estonia, lo que queda demostrado en que es aquí donde se encuentra el centro de ciberdefensa de la OTAN. Pero quizás el proyecto más interesante en este sentido es la llamada diplomacia digital, que consiste en la apertura este mismo año de una embajada digital en Luxemburgo, donde están acumulados todos los datos necesarios del país y sus ciudadanos, para que en caso de ciberataque, poder volver a hacer funcionar la nación. Todo ello con el mismo status de soberanía que una embajada física.

  1. CONCLUSIÓN

La continuación de Estonia como centro de creación de nuevas tecnologías se enfrenta a dos variables de riesgo principales, por un lado la competencia internacional, y por otro, lado mantener un marco favorable para los negocios. Todo ello teniendo en cuenta que existen variables determinantes y poco influenciables en el sistema, algunas negativas, como la escasez de recursos humanos en Estonia o las malas relaciones políticas con Rusia, y otras positivas, como la formación tecnológica de la población o la pertenencia a la UE.

En este marco, un escenario probable es la continuación del éxito estonio en las nuevas tecnologías, sin embargo, este proceso se verá cada vez más afectado por la creciente competencia, dificultando a largo plazo el crecimiento y el desarrollo del país.

 

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> ESTONIA, CENTRO DE ALTA TECNOLOGÍA EN EUROPA - Fesei.org
Publicado el 18 septiembre, 2017 a las 15:57 por Fesei

ESTONIA, CENTRO DE ALTA TECNOLOGÍA EN EUROPA

 

  1. INTRODUCCIÓN

En relación a Estonia como centro de alta tecnología en Europa, se remite la siguiente valoración.

  1. ANÁLISIS

Con menos de un millón y medio de habitantes, Estonia, es un importante centro de innovación tecnológica. A ello ha contribuido una decidida política que apostó por el desarrollo del gobierno digital, a un enfoque educativo centrado en las tecnologías desde temprana edad y a unas infraestructuras que favorecen el desarrollo empresarial

Una vez desmoronada la Unión Soviética, las autoridades de Estonia se encontraron ante una difícil decisión, con escasos recursos pero con un elevado grado de formación entre sus habitantes, apostaron por el desarrollo tecnológico como factor de crecimiento económico.

Hoy en día,  Estonia ocupa entre los primeros lugares del mundo en creación de start ups per cápita, los niños reciben formación en codificación desde los siete años, además de poder realizar la población la mayoría de los trámites con la administración de manera online ya desde mediados de los años 90.

Un importante punto de inflexión fue la creación de Skype en 2002 en Tallinn. Posteriormente fue vendida a Microsoft en 2011 por 8,5 billones de dólares. A partir de este momento, la reinversión en nuevas start ups se ha acelerado, creándose TransferWise o Playtech.

Otro aspecto importante del éxito estonio es la infraestructura favorable a los negocios, por ejemplo, poder crear una empresa online en cinco minutos. En este sentido destaca el programa e-residency que ha atraído un gran interés internacional por sus condiciones favorables.

Sin embargo, este sistema, que provee una tarjeta de identificación digital a cada recién nacido, fue objeto de un ciber ataque en 2007 que paralizó en buena medida la actividad del país.

Como consecuencia de esta experiencia, la ciberseguridad es una prioridad en Estonia, lo que queda demostrado en que es aquí donde se encuentra el centro de ciberdefensa de la OTAN. Pero quizás el proyecto más interesante en este sentido es la llamada diplomacia digital, que consiste en la apertura este mismo año de una embajada digital en Luxemburgo, donde están acumulados todos los datos necesarios del país y sus ciudadanos, para que en caso de ciberataque, poder volver a hacer funcionar la nación. Todo ello con el mismo status de soberanía que una embajada física.

  1. CONCLUSIÓN

La continuación de Estonia como centro de creación de nuevas tecnologías se enfrenta a dos variables de riesgo principales, por un lado la competencia internacional, y por otro, lado mantener un marco favorable para los negocios. Todo ello teniendo en cuenta que existen variables determinantes y poco influenciables en el sistema, algunas negativas, como la escasez de recursos humanos en Estonia o las malas relaciones políticas con Rusia, y otras positivas, como la formación tecnológica de la población o la pertenencia a la UE.

En este marco, un escenario probable es la continuación del éxito estonio en las nuevas tecnologías, sin embargo, este proceso se verá cada vez más afectado por la creciente competencia, dificultando a largo plazo el crecimiento y el desarrollo del país.

 

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia