2. ANÁLISIS
El Sahel es una vasta extensión de territorio que conecta África Occidental con el Cuerno de África y el Magreb con el África Subsahariana. La inestabilidad en esta región, una de las más pobres del mundo y con un crecimiento demográfico exponencial, ha permitido el establecimiento del crimen organizado y el radicalismo islámico, convirtiéndose el Sahel en una plataforma que amenaza la seguridad de Europa y, especialmente por su situación geográfica, España.
La actividad yihadista y criminal, se ve favorecida por el escaso control fronterizo existente y en general, por la debilidad de los estados nacionales y su carencia de recursos, que afecta a sus capacidades de ejercer el control y garantizar la seguridad del territorio. Ejemplos como el control del tráfico armas, estupefacientes, o de los flujos de la inmigración irregular hacia Europa, nutren la capacidad de los yihadistas, y muestran su interrelación con el crimen organizado.
En este sentido, el Sahel, como frontera entre el mundo árabe y el África negra, plasma una realidad de diversidad étnica, que han hecho de esta región un escenario de conflictos en los últimos años. Se puede destacar la revuelta Tuareg, también en connivencia en parte con el yihadismo y la criminalidad organizada, constituyendo una tercera pata de inestabilidad regional. La capacidad de expansión de la inestabilidad, alimentada por el subdesarrollo y la progresiva desertización, reviste una gran importancia tanto para otros actores regionales como para Europa.
En este marco, los estados nacionales de la zona como Mali o Níger, y ante la falta de un organismo de integración regional efectivo, tratan de responder a estos desafíos con el apoyo internacional, especialmente de la UE, destacando Francia, antigua potencia colonial, como un actor especialmente activo en la región.
Además de la cooperación internacional, especialmente intensa en materia de seguridad, el gran potencial económico que atesora el subsuelo de la región, especialmente reservas de petróleo y gas, uranio, oro, etc. suponen las principales esperanzas de la región para superar sus retos de seguridad y asegurar su desarrollo socio-económico.

3. CONCLUSIÓN
El sistema objeto de estudio es bastante estable, en el sentido en que el poder militar de los Estados nacionales, apoyados por fuerzas extranjeras (principalmente Francia) en apoyo de la lucha antiterrorista, determina en buena medida el control fronterizo, la estabilidad territorial y la capacidad de recibir ayuda humanitaria. Sin embargo, esta capacidad, se ve afectada por la presencia yihadista, que domina buena parte del territorio.[…]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> IMPORTANCIA GEOESTRATÉGICA DEL SAHEL PARA EUROPA - Fesei.org
Publicado el 21 noviembre, 2017 a las 18:20 por Fesei

IMPORTANCIA GEOESTRATÉGICA DEL SAHEL PARA EUROPA

1. INTRODUCCIÓN
En relación con la importancia geoestratégica del Sahel para Europa, se remite la siguiente valoración.

2. ANÁLISIS
El Sahel es una vasta extensión de territorio que conecta África Occidental con el Cuerno de África y el Magreb con el África Subsahariana. La inestabilidad en esta región, una de las más pobres del mundo y con un crecimiento demográfico exponencial, ha permitido el establecimiento del crimen organizado y el radicalismo islámico, convirtiéndose el Sahel en una plataforma que amenaza la seguridad de Europa y, especialmente por su situación geográfica, España.
La actividad yihadista y criminal, se ve favorecida por el escaso control fronterizo existente y en general, por la debilidad de los estados nacionales y su carencia de recursos, que afecta a sus capacidades de ejercer el control y garantizar la seguridad del territorio. Ejemplos como el control del tráfico armas, estupefacientes, o de los flujos de la inmigración irregular hacia Europa, nutren la capacidad de los yihadistas, y muestran su interrelación con el crimen organizado.
En este sentido, el Sahel, como frontera entre el mundo árabe y el África negra, plasma una realidad de diversidad étnica, que han hecho de esta región un escenario de conflictos en los últimos años. Se puede destacar la revuelta Tuareg, también en connivencia en parte con el yihadismo y la criminalidad organizada, constituyendo una tercera pata de inestabilidad regional. La capacidad de expansión de la inestabilidad, alimentada por el subdesarrollo y la progresiva desertización, reviste una gran importancia tanto para otros actores regionales como para Europa.
En este marco, los estados nacionales de la zona como Mali o Níger, y ante la falta de un organismo de integración regional efectivo, tratan de responder a estos desafíos con el apoyo internacional, especialmente de la UE, destacando Francia, antigua potencia colonial, como un actor especialmente activo en la región.
Además de la cooperación internacional, especialmente intensa en materia de seguridad, el gran potencial económico que atesora el subsuelo de la región, especialmente reservas de petróleo y gas, uranio, oro, etc. suponen las principales esperanzas de la región para superar sus retos de seguridad y asegurar su desarrollo socio-económico.

3. CONCLUSIÓN
El sistema objeto de estudio es bastante estable, en el sentido en que el poder militar de los Estados nacionales, apoyados por fuerzas extranjeras (principalmente Francia) en apoyo de la lucha antiterrorista, determina en buena medida el control fronterizo, la estabilidad territorial y la capacidad de recibir ayuda humanitaria. Sin embargo, esta capacidad, se ve afectada por la presencia yihadista, que domina buena parte del territorio.[…]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia