1. ANÁLISIS

La situación económica actual de Irak se explica por la guerra, las sanciones y la ocupación del país. Posteriormente, el crecimiento de la insurgencia y la constante actividad terrorista alimentada por la violencia sectaria y las divisiones internas, han dejado sus huellas también en la economía nacional.

Ocupando la quinta posición mundial en reservas de petróleo, la base económica de Irak ha sido y es la producción de petróleo, lo cual ha favorecido el establecimiento de un sector industrial petroquímico para su procesamiento y exportación. En este sentido, la grave situación de seguridad y la inestabilidad, han conducido a una fuerte disminución de su producción. Este sector supone un 99% de las exportaciones, por lo que su reducción ha impactado directamente en la calidad de vida del país, que hoy en día presenta valores bajos.

El desempleo, la corrupción, la inestabilidad política, las trabas burocráticas y la deuda se unen a los problemas de seguridad para completar un marco económico complicado y necesitado de inversiones extranjeras. Las divisiones internas, en especial, la relacionada con los kurdos, también suponen un desafío a nivel económico para el gobierno de Bagdad.
No obstante, una población joven y la necesidad de infraestructuras, unido a la riqueza petrolera, suponen interesantes atractivos para la inversión extranjera. Las concesiones petroleras concentran la mayor parte de la inversión, y es de esperar un aumento paulatino de la producción petrolera.

Desde su punto más bajo, alcanzado en 2003, la economía de Irak ha ido poco a poco recuperándose. El aumento de las exportaciones de hidrocarburos y la reducción de la violencia, son dos variables claves de cara al desarrollo nacional, que están presentando una tendencia positiva. Para culminar esta dinámica positiva, una agenda económica reformista, con especial atención en desarrollar un ambiente favorable a los negocios, se debería presentar como una de los objetivos prioritarios.

 

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio se define como inestable. Las principales variables determinantes que lo explican son las diferencias étnicas y religiosas, la influencia de actores foráneos y el control de los recursos petrolíferos. En cuanto a las variables de riesgo que afectan al sistema, la economía juega un papel clave, ya que una mala gestión potenciaría la inestabilidad.

De cara al futuro, la tendencia a la mejora en los aspectos de seguridad y en relación a la estabilidad institucional, permitirá […]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> LA ECONOMÍA DE IRAK - Fesei.org
Publicado el 28 mayo, 2018 a las 12:34 por Fesei

LA ECONOMÍA DE IRAK

  1. INTRODUCCIÓN

En relación con la economía de Irak, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

La situación económica actual de Irak se explica por la guerra, las sanciones y la ocupación del país. Posteriormente, el crecimiento de la insurgencia y la constante actividad terrorista alimentada por la violencia sectaria y las divisiones internas, han dejado sus huellas también en la economía nacional.

Ocupando la quinta posición mundial en reservas de petróleo, la base económica de Irak ha sido y es la producción de petróleo, lo cual ha favorecido el establecimiento de un sector industrial petroquímico para su procesamiento y exportación. En este sentido, la grave situación de seguridad y la inestabilidad, han conducido a una fuerte disminución de su producción. Este sector supone un 99% de las exportaciones, por lo que su reducción ha impactado directamente en la calidad de vida del país, que hoy en día presenta valores bajos.

El desempleo, la corrupción, la inestabilidad política, las trabas burocráticas y la deuda se unen a los problemas de seguridad para completar un marco económico complicado y necesitado de inversiones extranjeras. Las divisiones internas, en especial, la relacionada con los kurdos, también suponen un desafío a nivel económico para el gobierno de Bagdad.
No obstante, una población joven y la necesidad de infraestructuras, unido a la riqueza petrolera, suponen interesantes atractivos para la inversión extranjera. Las concesiones petroleras concentran la mayor parte de la inversión, y es de esperar un aumento paulatino de la producción petrolera.

Desde su punto más bajo, alcanzado en 2003, la economía de Irak ha ido poco a poco recuperándose. El aumento de las exportaciones de hidrocarburos y la reducción de la violencia, son dos variables claves de cara al desarrollo nacional, que están presentando una tendencia positiva. Para culminar esta dinámica positiva, una agenda económica reformista, con especial atención en desarrollar un ambiente favorable a los negocios, se debería presentar como una de los objetivos prioritarios.

 

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio se define como inestable. Las principales variables determinantes que lo explican son las diferencias étnicas y religiosas, la influencia de actores foráneos y el control de los recursos petrolíferos. En cuanto a las variables de riesgo que afectan al sistema, la economía juega un papel clave, ya que una mala gestión potenciaría la inestabilidad.

De cara al futuro, la tendencia a la mejora en los aspectos de seguridad y en relación a la estabilidad institucional, permitirá […]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia