La economía española, es por tamaño la quinta en Europa y decimocuarta a nivel mundial. El país tiene un Índice de Desarrollo Humano elevado y ocupa las primeras posiciones en el ránking mundial de Calidad de Vida.

Entre sus características destaca, el fuerte peso que tiene el sector servicios, especialmente el turismo, que ayuda en buena medida a paliar el tradicional déficit comercial del país.

En este sentido, las exportaciones se han incrementado, impulsadas también por el proceso de internacionalización de las empresas españolas y abarcan sectores muy diversos, como el agroalimentario, el de vehículos, los servicios de ingeniería y otros. La pertenencia a la Unión Europea ha acelerado este proceso, siendo la mayor parte de los intercambios comerciales con miembros de la Unión.

Sin embargo, la economía española afronta desafíos. La crisis económica mundial iniciada en el año 2007, afectó especialmente a España, con una incidencia notable en uno de los sectores más importantes: la construcción.

La crisis disparó el índice de desempleo, dejando a un cuarto de la población activa sin oportunidades en el mercado laboral. Precisamente, la elevada tasa de desempleo, especialmente el juvenil, y la temporalidad de los contratos laborales, son el desafío más importante que afronta la economía y la sociedad española.

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> LA ECONOMÍA ESPAÑOLA - Fesei.org
Publicado el 7 julio, 2017 a las 15:00 por Fesei

LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

 

La economía española, es por tamaño la quinta en Europa y decimocuarta a nivel mundial. El país tiene un Índice de Desarrollo Humano elevado y ocupa las primeras posiciones en el ránking mundial de Calidad de Vida.

Entre sus características destaca, el fuerte peso que tiene el sector servicios, especialmente el turismo, que ayuda en buena medida a paliar el tradicional déficit comercial del país.

En este sentido, las exportaciones se han incrementado, impulsadas también por el proceso de internacionalización de las empresas españolas y abarcan sectores muy diversos, como el agroalimentario, el de vehículos, los servicios de ingeniería y otros. La pertenencia a la Unión Europea ha acelerado este proceso, siendo la mayor parte de los intercambios comerciales con miembros de la Unión.

Sin embargo, la economía española afronta desafíos. La crisis económica mundial iniciada en el año 2007, afectó especialmente a España, con una incidencia notable en uno de los sectores más importantes: la construcción.

La crisis disparó el índice de desempleo, dejando a un cuarto de la población activa sin oportunidades en el mercado laboral. Precisamente, la elevada tasa de desempleo, especialmente el juvenil, y la temporalidad de los contratos laborales, son el desafío más importante que afronta la economía y la sociedad española.

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia