INTRODUCCIÓN

En relación a la evolución futura de la economía de la República Popular de China, se remite la siguiente valoración.

  1. ANÁLISIS

Tras los últimos datos que confirman un paulatino enfriamiento de la economía china con un ritmo de crecimiento PIB entre el 6%  y el 5%, es relevante repasar la evolución de la economía del país asiático en las últimas décadas. En este sentido, el tamaño de la economía en 2018 es 42 veces superior al que tenía en 1980, siendo el país con el mayor crecimiento con un aumento del 10% anual. Este hecho, el de un desarrollo consolidado, explica en buena medida la reducción de los  márgenes de tasas de crecimiento actuales.

Por otro lado, la mano de obra industrial abundante, eficiente y barata, ha permitido a China ser la principal potencia exportadora mundial. No obstante, como consecuencia del crecimiento económico, los trabajadores chinos han ido mejorando sus condiciones laborales y en concreto sus salarios, lo que está influyendo a su vez negativamente en la capacidad competitiva del país frente a otras naciones como Filipinas o Bangladesh en determinados segmentos industriales.

Debido al círculo virtuoso que ha tenido la capacidad exportadora del país en su economía, se presenta la necesidad de reducir el peso del sector exterior y estimular la demanda interna. El desequilibrio entre una demanda interna que aún no puede absorber la excesiva capacidad del sector exterior también influye negativamente en la tasa de crecimiento. En cualquier caso, reducir la dependencia del sector exterior es un objetivo estratégico para las autoridades del país, que buscan conseguir un proceso de ralentización del crecimiento y cambio de modelo escalonado y controlable.

Otro objetivo estratégico relacionado es la transformación industrial, dando un creciente valor añadido a la producción. Para ello, China ha estado invirtiendo grandes cantidades de recursos en formación y desarrollo de nuevas tecnologías. El creciente papel de empresas chinas en sectores cruciales como la inteligencia artificial o la tecnología 5G, demuestran la presencia de una planificación estratégica a largo plazo para transformar el país en una potencia tecnológica competitiva y menos dependiente de los mercados extranjeros…

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es considerablemente inestable debido principalmente a la fortaleza china en materia de liquidez y de su capacidad industrial y tecnológica, que hace que sus competidores impongan medidas proteccionistas.

(….)

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> LA EVOLUCIÓN FUTURA DE LA ECONOMÍA CHINA. - Fesei.org
Publicado el 29 abril, 2019 a las 12:20 por Fesei

LA EVOLUCIÓN FUTURA DE LA ECONOMÍA CHINA.

  1. INTRODUCCIÓN

En relación a la evolución futura de la economía de la República Popular de China, se remite la siguiente valoración.

  1. ANÁLISIS

Tras los últimos datos que confirman un paulatino enfriamiento de la economía china con un ritmo de crecimiento PIB entre el 6%  y el 5%, es relevante repasar la evolución de la economía del país asiático en las últimas décadas. En este sentido, el tamaño de la economía en 2018 es 42 veces superior al que tenía en 1980, siendo el país con el mayor crecimiento con un aumento del 10% anual. Este hecho, el de un desarrollo consolidado, explica en buena medida la reducción de los  márgenes de tasas de crecimiento actuales.

Por otro lado, la mano de obra industrial abundante, eficiente y barata, ha permitido a China ser la principal potencia exportadora mundial. No obstante, como consecuencia del crecimiento económico, los trabajadores chinos han ido mejorando sus condiciones laborales y en concreto sus salarios, lo que está influyendo a su vez negativamente en la capacidad competitiva del país frente a otras naciones como Filipinas o Bangladesh en determinados segmentos industriales.

Debido al círculo virtuoso que ha tenido la capacidad exportadora del país en su economía, se presenta la necesidad de reducir el peso del sector exterior y estimular la demanda interna. El desequilibrio entre una demanda interna que aún no puede absorber la excesiva capacidad del sector exterior también influye negativamente en la tasa de crecimiento. En cualquier caso, reducir la dependencia del sector exterior es un objetivo estratégico para las autoridades del país, que buscan conseguir un proceso de ralentización del crecimiento y cambio de modelo escalonado y controlable.

Otro objetivo estratégico relacionado es la transformación industrial, dando un creciente valor añadido a la producción. Para ello, China ha estado invirtiendo grandes cantidades de recursos en formación y desarrollo de nuevas tecnologías. El creciente papel de empresas chinas en sectores cruciales como la inteligencia artificial o la tecnología 5G, demuestran la presencia de una planificación estratégica a largo plazo para transformar el país en una potencia tecnológica competitiva y menos dependiente de los mercados extranjeros…

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es considerablemente inestable debido principalmente a la fortaleza china en materia de liquidez y de su capacidad industrial y tecnológica, que hace que sus competidores impongan medidas proteccionistas.

(….)

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia