1. INTRODUCCIÓN

En relación a la evolución política de Montenegro, se remite la siguiente valoración.

2. ANÁLISIS

Situada en los Balcanes occidentales y con una línea costera de 300 km en el Mar Adriático, Montenegro es un pequeño Estado europeo con una superficie algo mayor que la Región de Murcia. Debido a su situación geográfica, Montenegro ha tenido históricamente una fuerte influencia política de su vecina Serbia. En este sentido, Montenegro ha sido el último país miembro de la antigua Yugoslavia que se desgajó de la unión con Belgrado en el año 2006. Desde ese momento, Serbia perdió su acceso directo al mar.

Desde su independencia, reconocida también por Serbia, el país ha seguido una dirección política de acercamiento a Occidente. Estos pasos han llevado al ingreso de Montenegro en la OTAN en 2017, a pesar de la división en la sociedad. Otro paso con una fuerte connotación política es la confirmación de su condición de candidato oficial a ingresar en la UE, prevista para el 2025.

En este marco de retirada de la influencia serbia e indirectamente de Rusia en el país, las restricciones que está imponiendo el Gobierno de Podgorica a la Iglesia Ortodoxa Serbia, la más extendida entre la población, han desatado amplias protestas en el país. El principal motivo de discordia es la aprobación de la Ley sobre Religión, que permitiría la transferencia de los activos inmobiliarios de la Iglesia al Estado. Esta situación de enfrentamiento interno muestra una situación similar con los acontecimientos en Ucrania, donde la tensión y la división en la sociedad ha aumentado con la creación en 2019 de una iglesia ortodoxa autónoma fuera de la órbita del Patriarcado de Moscú.

La inestabilidad política derivada de la división social se ve aumentada por el trasfondo de la situación socioeconómica y los efectos negativos de la pandemia.

Finalmente hay que tener en cuenta la tendencia futura de la población musulmana, especialmente la albanesa, lo que facilitaría un aumento de la influencia política de la vecina Albania en Montenegro. Esta tendencia, basada en la demografía, ha sido clave en los conflictos  que se han desarrollado en otras regiones de los Balcanes como Kosovo y Macedonia del Norte.

3. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es inestable, determinado principalmente por el aumento de la tensión interna. Esta tensión está alimentada por las condiciones socioeconómicas del país y por la influencia que todavía ejerce Serbia sobre buena parte de la población, y que es contraria a la política general que ha estado llevando Podgorica en los últimos años.

El escenario más probable incluye el aumento de la influencia de Serbia en el país, e indirectamente de Rusia, apoyándose en el factor social y religioso que une a ambas naciones. Esta tendencia se vería reforzada si la población musulmana residente en el país aumentase, ya que se buscaría la protección de Serbia. En este sentido,  la pertenencia a la UE permitiría a  Montenegro desarrollar un marco económico favorable para enfrentarse a los desafíos socioeconómicos  presentes y futuros. No obstante, la afinidad y cercanía de la población con Serbia en gran medida,  perfilará el futuro político del país.

"/> LA EVOLUCIÓN POLÍTICA DE MONTENEGRO - Fesei.org
Publicado el 28 agosto, 2020 a las 10:47 por Fesei

LA EVOLUCIÓN POLÍTICA DE MONTENEGRO

1. INTRODUCCIÓN

En relación a la evolución política de Montenegro, se remite la siguiente valoración.

2. ANÁLISIS

Situada en los Balcanes occidentales y con una línea costera de 300 km en el Mar Adriático, Montenegro es un pequeño Estado europeo con una superficie algo mayor que la Región de Murcia. Debido a su situación geográfica, Montenegro ha tenido históricamente una fuerte influencia política de su vecina Serbia. En este sentido, Montenegro ha sido el último país miembro de la antigua Yugoslavia que se desgajó de la unión con Belgrado en el año 2006. Desde ese momento, Serbia perdió su acceso directo al mar.

Desde su independencia, reconocida también por Serbia, el país ha seguido una dirección política de acercamiento a Occidente. Estos pasos han llevado al ingreso de Montenegro en la OTAN en 2017, a pesar de la división en la sociedad. Otro paso con una fuerte connotación política es la confirmación de su condición de candidato oficial a ingresar en la UE, prevista para el 2025.

En este marco de retirada de la influencia serbia e indirectamente de Rusia en el país, las restricciones que está imponiendo el Gobierno de Podgorica a la Iglesia Ortodoxa Serbia, la más extendida entre la población, han desatado amplias protestas en el país. El principal motivo de discordia es la aprobación de la Ley sobre Religión, que permitiría la transferencia de los activos inmobiliarios de la Iglesia al Estado. Esta situación de enfrentamiento interno muestra una situación similar con los acontecimientos en Ucrania, donde la tensión y la división en la sociedad ha aumentado con la creación en 2019 de una iglesia ortodoxa autónoma fuera de la órbita del Patriarcado de Moscú.

La inestabilidad política derivada de la división social se ve aumentada por el trasfondo de la situación socioeconómica y los efectos negativos de la pandemia.

Finalmente hay que tener en cuenta la tendencia futura de la población musulmana, especialmente la albanesa, lo que facilitaría un aumento de la influencia política de la vecina Albania en Montenegro. Esta tendencia, basada en la demografía, ha sido clave en los conflictos  que se han desarrollado en otras regiones de los Balcanes como Kosovo y Macedonia del Norte.

3. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es inestable, determinado principalmente por el aumento de la tensión interna. Esta tensión está alimentada por las condiciones socioeconómicas del país y por la influencia que todavía ejerce Serbia sobre buena parte de la población, y que es contraria a la política general que ha estado llevando Podgorica en los últimos años.

El escenario más probable incluye el aumento de la influencia de Serbia en el país, e indirectamente de Rusia, apoyándose en el factor social y religioso que une a ambas naciones. Esta tendencia se vería reforzada si la población musulmana residente en el país aumentase, ya que se buscaría la protección de Serbia. En este sentido,  la pertenencia a la UE permitiría a  Montenegro desarrollar un marco económico favorable para enfrentarse a los desafíos socioeconómicos  presentes y futuros. No obstante, la afinidad y cercanía de la población con Serbia en gran medida,  perfilará el futuro político del país.

Mapa