1. INTRODUCCIÓN

En relación a la importancia estratégica de la isla de Sajalín, se remite la siguiente valoración.

2. ANÁLISIS

Con un tamaño superior a Irlanda y situada a 43 km al norte de la isla japonesa de Hokkaido, Sajalín ha sido históricamente objeto de las ambiciones territoriales de China, Japón y Rusia. Tras la Segunda Guerra Mundial, el oblast (provincia) de Sajalín que incluye también a las islas Kuriles, es parte del territorio de la Federación Rusa. La lejanía con Moscú, el centro del poder del país, queda reflejada en una diferencia horaria de 8 horas. Su población, en su gran mayoría compuesta de rusos y una minoría coreana, no llega a los 500.000 habitantes.
Su posición geográfica, cercana a mercados tan grandes como el de China, Japón y Corea, en conjunto con sus importantes recursos naturales, demuestran su potencial económico como ventana de Rusia al Pacífico. El territorio cuenta con ricos recursos madereros, piscícolas y carboníferos. Precisamente la pesca y la industria conservera asociada es uno de los principales sectores de exportación. Sin embargo, son los depósitos de hidrocarburos, con unas reservas estimadas en 45 billones de barriles de petróleo, los que atraen las mayores inversiones. Los proyectos más maduros como “Sajalín 1” y “Sajalín 2” cuentan con la presencia de las grandes empresas del sector, exportando su producción a Corea del Sur, Japón y otros destinos en la cuenca del Pacífico. La apertura en 2009 de una terminal para exportar gas licuado ha aumentado la capacidad de Sajalín como centro productor y distribuidor de gas a diferentes mercados, como por ejemplo hacia la India. Entre los proyectos que tendrían un impacto positivo, aprovechando la cercanía con Japón, la construcción de un gaseoducto submarino, el aprovisionamiento desde Sajalín al posible gaseoducto hacia la península de Corea o la interconexión con China.
Debido a su conflictiva historia, su remota situación geográfica y las duras condiciones climáticas, el desarrollo económico y social del territorio ha sufrido importantes obstáculos. En este sentido, el desarrollo de buenas infraestructuras de comunicación, transporte y el aumento de la calidad de vida general de la población, son objetivos necesarios que deberá afrontar el Gobierno ruso. En esta dirección, existen sobre el papel proyectos que podrían ver la luz en los próximos años como el de unir la isla al continente mediante un puente, o incluso unir mediante túnel Sajalín y Hokkaido, que serían puntos de inflexión cruciales en la historia de este territorio.

3. CONCLUSIÓN

Aunque el sistema objeto de estudio se presenta inicialmente como inestable debido a los importantes desafíos que supone desarrollar el sector de hidrocarburos y las fuertes inversiones necesarias, su evolución es positiva, mostrando a más largo plazo una gran estabilidad. Esta situación viene determinada por la riqueza de materias primas existentes, su cercanía a los principales mercados del siglo XXI y a las inversiones estatales y privadas que ayudarán a desarrollar el territorio.
El escenario más probable indica que el sector de hidrocarburos continuará su crecimiento con nuevos proyectos e infraestructuras para apoyar su exportación. En este sentido, la apertura de nuevos mercados, como el indio o incluso la posible construcción de un gaseoducto transcoreano, significará un fuerte empuje a la región. Por otro lado, es poco probable que se implementen proyectos de infraestructuras de comunicación de gran calado por los importantes costes que conllevan. Finalmente, la relación con Japón, debida al contencioso de las islas Kuriles que tiene importantes consecuencias geoestratégicas, limitará una profundización de los lazos políticos y económicos con Rusia.

"/> LA IMPORTANCIA ESTRATÉGICA DE LA ISLA DE SAJALÍN. - Fesei.org
Publicado el 27 mayo, 2020 a las 11:46 por Fesei

LA IMPORTANCIA ESTRATÉGICA DE LA ISLA DE SAJALÍN.

1. INTRODUCCIÓN

En relación a la importancia estratégica de la isla de Sajalín, se remite la siguiente valoración.

2. ANÁLISIS

Con un tamaño superior a Irlanda y situada a 43 km al norte de la isla japonesa de Hokkaido, Sajalín ha sido históricamente objeto de las ambiciones territoriales de China, Japón y Rusia. Tras la Segunda Guerra Mundial, el oblast (provincia) de Sajalín que incluye también a las islas Kuriles, es parte del territorio de la Federación Rusa. La lejanía con Moscú, el centro del poder del país, queda reflejada en una diferencia horaria de 8 horas. Su población, en su gran mayoría compuesta de rusos y una minoría coreana, no llega a los 500.000 habitantes.
Su posición geográfica, cercana a mercados tan grandes como el de China, Japón y Corea, en conjunto con sus importantes recursos naturales, demuestran su potencial económico como ventana de Rusia al Pacífico. El territorio cuenta con ricos recursos madereros, piscícolas y carboníferos. Precisamente la pesca y la industria conservera asociada es uno de los principales sectores de exportación. Sin embargo, son los depósitos de hidrocarburos, con unas reservas estimadas en 45 billones de barriles de petróleo, los que atraen las mayores inversiones. Los proyectos más maduros como “Sajalín 1” y “Sajalín 2” cuentan con la presencia de las grandes empresas del sector, exportando su producción a Corea del Sur, Japón y otros destinos en la cuenca del Pacífico. La apertura en 2009 de una terminal para exportar gas licuado ha aumentado la capacidad de Sajalín como centro productor y distribuidor de gas a diferentes mercados, como por ejemplo hacia la India. Entre los proyectos que tendrían un impacto positivo, aprovechando la cercanía con Japón, la construcción de un gaseoducto submarino, el aprovisionamiento desde Sajalín al posible gaseoducto hacia la península de Corea o la interconexión con China.
Debido a su conflictiva historia, su remota situación geográfica y las duras condiciones climáticas, el desarrollo económico y social del territorio ha sufrido importantes obstáculos. En este sentido, el desarrollo de buenas infraestructuras de comunicación, transporte y el aumento de la calidad de vida general de la población, son objetivos necesarios que deberá afrontar el Gobierno ruso. En esta dirección, existen sobre el papel proyectos que podrían ver la luz en los próximos años como el de unir la isla al continente mediante un puente, o incluso unir mediante túnel Sajalín y Hokkaido, que serían puntos de inflexión cruciales en la historia de este territorio.

3. CONCLUSIÓN

Aunque el sistema objeto de estudio se presenta inicialmente como inestable debido a los importantes desafíos que supone desarrollar el sector de hidrocarburos y las fuertes inversiones necesarias, su evolución es positiva, mostrando a más largo plazo una gran estabilidad. Esta situación viene determinada por la riqueza de materias primas existentes, su cercanía a los principales mercados del siglo XXI y a las inversiones estatales y privadas que ayudarán a desarrollar el territorio.
El escenario más probable indica que el sector de hidrocarburos continuará su crecimiento con nuevos proyectos e infraestructuras para apoyar su exportación. En este sentido, la apertura de nuevos mercados, como el indio o incluso la posible construcción de un gaseoducto transcoreano, significará un fuerte empuje a la región. Por otro lado, es poco probable que se implementen proyectos de infraestructuras de comunicación de gran calado por los importantes costes que conllevan. Finalmente, la relación con Japón, debida al contencioso de las islas Kuriles que tiene importantes consecuencias geoestratégicas, limitará una profundización de los lazos políticos y económicos con Rusia.

Mapa