1. INTRODUCCIÓN

En relación a la posible unificación de Rumanía y Moldavia, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

Moldavia se encuentra situada en una región fronteriza entre la cultura y lengua rumana y la eslava. Este hecho se puede comprobar en su historia. El territorio de Besarabia, que incluía entre otros territorios la actual Moldavia, formó parte del imperio ruso desde el año 1812, antes incluso de la formación de Rumanía como Estado. Tras la violencia y la inestabilidad tras la Revolución Rusa y la Guerra Civil, la Asamblea de la capital Chisinau votó formar parte de Rumanía. Después de la Segunda Guerra Mundial, Moldavia se incorporó como República Socialista Soviética dentro de la URSS, y cuando esta colapsó, Moldavia se independizó.

Aunque la mayoría de la población es de habla moldava, estrechamente vinculado con el rumano, el país tiene una notable población de origen ucraniano y ruso, mayormente concentrada en  Transnistria. Tras un breve conflicto armado, esta región no reconocida por la comunidad internacional, es de facto independiente con presencia de tropas rusas en su territorio.

En este marco, cabe destacar que existen en el espectro político de Rumanía y de Moldavia, fuerzas que abogan por la incorporación de Moldavia en el seno de Rumanía. La incorporación de Bucarest a la UE y a la OTAN han dado mayor peso a este país. No obstante, Bruselas se muestra reacia a la unificación, principalmente por el hecho de su oposición a modificar fronteras en Europa. Por otra parte, Moscú, que sigue ejerciendo su influencia en buena medida por el conflicto congelado en Transnistria, también se opone a los planes de unificación.

Sobre el terreno, las medidas encaminadas hasta el momento, han tenido como resultado principal la distribución de pasaportes rumanos en Moldavia, lo cual ha interesado a buena parte de la población para poder acceder al mercado de trabajo de la UE. Sin embargo, no ha habido hasta la fecha un impacto político significativo hacia la unificación. La negativa recepción de este proyecto a nivel internacional no es la única razón, ya que también hay que considerar las importantes desavenencias internas entre las fuerzas políticas que apoyan este proyecto y la atención prestada a otros retos y desafíos más urgentes, en especial la lucha contra la corrupción.

 

 

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es altamente inestable determinado por el fuerte nivel de corrupción que afecta principalmente a Moldavia pero  también a Rumanía. Las variables de riesgo principales, además del conflicto sin resolver en Transnistria, son: la influencia política que ejercen los dos actores más poderosos sobre el terreno, la UE y Rusia.

Por otro lado el deseo de unidad entre Rumanía y Moldavia permanece fuerte en parte de la población de estos países.

De cara al escenario de futuro más probable, no es previsible la resolución del conflicto en Transnistria. Este territorio permanecerá fuera del control del Gobierno de Chisinau. En este sentido, la reunificación directa de Rumanía y Moldavia es improbable.

"/> LA POSIBLE UNIFICACIÓN DE RUMANÍA Y MOLDAVIA - Fesei.org
Publicado el 25 septiembre, 2020 a las 10:19 por Fesei

LA POSIBLE UNIFICACIÓN DE RUMANÍA Y MOLDAVIA

  1. INTRODUCCIÓN

En relación a la posible unificación de Rumanía y Moldavia, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

Moldavia se encuentra situada en una región fronteriza entre la cultura y lengua rumana y la eslava. Este hecho se puede comprobar en su historia. El territorio de Besarabia, que incluía entre otros territorios la actual Moldavia, formó parte del imperio ruso desde el año 1812, antes incluso de la formación de Rumanía como Estado. Tras la violencia y la inestabilidad tras la Revolución Rusa y la Guerra Civil, la Asamblea de la capital Chisinau votó formar parte de Rumanía. Después de la Segunda Guerra Mundial, Moldavia se incorporó como República Socialista Soviética dentro de la URSS, y cuando esta colapsó, Moldavia se independizó.

Aunque la mayoría de la población es de habla moldava, estrechamente vinculado con el rumano, el país tiene una notable población de origen ucraniano y ruso, mayormente concentrada en  Transnistria. Tras un breve conflicto armado, esta región no reconocida por la comunidad internacional, es de facto independiente con presencia de tropas rusas en su territorio.

En este marco, cabe destacar que existen en el espectro político de Rumanía y de Moldavia, fuerzas que abogan por la incorporación de Moldavia en el seno de Rumanía. La incorporación de Bucarest a la UE y a la OTAN han dado mayor peso a este país. No obstante, Bruselas se muestra reacia a la unificación, principalmente por el hecho de su oposición a modificar fronteras en Europa. Por otra parte, Moscú, que sigue ejerciendo su influencia en buena medida por el conflicto congelado en Transnistria, también se opone a los planes de unificación.

Sobre el terreno, las medidas encaminadas hasta el momento, han tenido como resultado principal la distribución de pasaportes rumanos en Moldavia, lo cual ha interesado a buena parte de la población para poder acceder al mercado de trabajo de la UE. Sin embargo, no ha habido hasta la fecha un impacto político significativo hacia la unificación. La negativa recepción de este proyecto a nivel internacional no es la única razón, ya que también hay que considerar las importantes desavenencias internas entre las fuerzas políticas que apoyan este proyecto y la atención prestada a otros retos y desafíos más urgentes, en especial la lucha contra la corrupción.

 

 

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es altamente inestable determinado por el fuerte nivel de corrupción que afecta principalmente a Moldavia pero  también a Rumanía. Las variables de riesgo principales, además del conflicto sin resolver en Transnistria, son: la influencia política que ejercen los dos actores más poderosos sobre el terreno, la UE y Rusia.

Por otro lado el deseo de unidad entre Rumanía y Moldavia permanece fuerte en parte de la población de estos países.

De cara al escenario de futuro más probable, no es previsible la resolución del conflicto en Transnistria. Este territorio permanecerá fuera del control del Gobierno de Chisinau. En este sentido, la reunificación directa de Rumanía y Moldavia es improbable.

Mapa