1. ANÁLISIS

Brasil es el quinto país por tamaño del mundo, con importantes reservas de materias primas agrícolas y minerales, y poseedor de las mayores reservas de agua dulce del planeta. También posee la mayor capacidad industrial de América del Sur. No obstante, el país afronta serios desafíos para su desarrollo, que hasta el día de hoy han entorpecido el crecimiento de Brasil.

Uno de los factores importantes a tener en cuenta es la deslocalización industrial. Esto ha afectado a la industria brasileña, puesto que la industria nacional no ha podido competir frente a las importaciones. Esta situación, que ha afectado también a países industrializados, se ha dado en un momento en el que el que la industria brasileña no había alcanzado aún el grado de madurez de naciones como Estados Unidos o Francia. Cabe destacar en este contexto, que la inversión en I+D de la industria brasileña, alta para la región, no es suficientemente alta a nivel global, lo que tampoco ha permitido una especialización y la creación de valor añadido. Las deficiencias en el sistema educativo, tampoco ayuda a desarrollar un sector tecnológico nacional. Como resultado, el país es dependiente principalmente de la exportación de materias primas agrícolas y minerales.

Un aspecto importante para el desarrollo nacional es disponer de buenas infraestructuras que apoyen el crecimiento económico. En este sentido, la antigüedad de las mismas y la falta de capacidad, lastran el crecimiento de Brasil. Un ejemplo de ello es la relativamente pequeña red de ferrocarriles y la insuficiente infraestructura portuaria, que dificulta el flujo de mercancías y a la postre, provoca el encarecimiento de los productos transportados.

Otros aspectos como la significativa brecha socioeconómica o la elevada tasa de criminalidad son otros obstáculos que dificultan el crecimiento económico de Brasil. No obstante, quizás el desafío más importante, es la lucha contra la corrupción en todos los estamentos de la sociedad. Esta variable es especialmente importante dada su influencia sobre el sistema, en especial sobre la inestabilidad política, que impide la elaboración de políticas estratégicas económicas y de desarrollo a largo plazo.

 

  1. CONCLUSIÓN

Estamos ante un sistema inestable, fuertemente determinado por la variable de la corrupción. Entre las principales variables de riesgo, están la brecha socioeconómica y la inestabilidad política. De cara al futuro, la inestabilidad política pasará a ser una variable determinante junto con la corrupción.

El escenario más probable es que independientemente del rumbo de las políticas económicas del país, la brecha socioeconómica que afecta a la sociedad brasileña […]

 

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> LOS DESAFIOS DE LA ECONOMÍA BRASILEÑA - Fesei.org
Publicado el 3 octubre, 2018 a las 11:43 por Fesei

LOS DESAFIOS DE LA ECONOMÍA BRASILEÑA

  1. INTRODUCCIÓN

En relación a los desafíos de la economía brasileña, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

Brasil es el quinto país por tamaño del mundo, con importantes reservas de materias primas agrícolas y minerales, y poseedor de las mayores reservas de agua dulce del planeta. También posee la mayor capacidad industrial de América del Sur. No obstante, el país afronta serios desafíos para su desarrollo, que hasta el día de hoy han entorpecido el crecimiento de Brasil.

Uno de los factores importantes a tener en cuenta es la deslocalización industrial. Esto ha afectado a la industria brasileña, puesto que la industria nacional no ha podido competir frente a las importaciones. Esta situación, que ha afectado también a países industrializados, se ha dado en un momento en el que el que la industria brasileña no había alcanzado aún el grado de madurez de naciones como Estados Unidos o Francia. Cabe destacar en este contexto, que la inversión en I+D de la industria brasileña, alta para la región, no es suficientemente alta a nivel global, lo que tampoco ha permitido una especialización y la creación de valor añadido. Las deficiencias en el sistema educativo, tampoco ayuda a desarrollar un sector tecnológico nacional. Como resultado, el país es dependiente principalmente de la exportación de materias primas agrícolas y minerales.

Un aspecto importante para el desarrollo nacional es disponer de buenas infraestructuras que apoyen el crecimiento económico. En este sentido, la antigüedad de las mismas y la falta de capacidad, lastran el crecimiento de Brasil. Un ejemplo de ello es la relativamente pequeña red de ferrocarriles y la insuficiente infraestructura portuaria, que dificulta el flujo de mercancías y a la postre, provoca el encarecimiento de los productos transportados.

Otros aspectos como la significativa brecha socioeconómica o la elevada tasa de criminalidad son otros obstáculos que dificultan el crecimiento económico de Brasil. No obstante, quizás el desafío más importante, es la lucha contra la corrupción en todos los estamentos de la sociedad. Esta variable es especialmente importante dada su influencia sobre el sistema, en especial sobre la inestabilidad política, que impide la elaboración de políticas estratégicas económicas y de desarrollo a largo plazo.

 

  1. CONCLUSIÓN

Estamos ante un sistema inestable, fuertemente determinado por la variable de la corrupción. Entre las principales variables de riesgo, están la brecha socioeconómica y la inestabilidad política. De cara al futuro, la inestabilidad política pasará a ser una variable determinante junto con la corrupción.

El escenario más probable es que independientemente del rumbo de las políticas económicas del país, la brecha socioeconómica que afecta a la sociedad brasileña […]

 

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia