1. ANÁLISIS

Con una posición estratégica en el noroeste de África, a escasos kilómetros del continente europeo y con acceso tanto al Océano Atlántico como al Mar Mediterráneo, el Reino de Marruecos posee una notable importancia geoestratégica. La numerosa diáspora marroquí en Europa, especialmente en Francia, España e Italia, no hace sino incrementar la importancia que tiene la estabilidad de Marruecos para la seguridad de Europa.

En este sentido, los factores económicos juegan un importante papel. En Marruecos, las políticas de corte liberal en economía han sido la seña de identidad del país, observándose una dinámica positiva en el crecimiento económico y una modernización de las infraestructuras. Este proceso positivo  está basado en la estabilidad institucional, una base económica cada vez más diversificada y una mayor integración de la economía marroquí en el mundo. No obstante, existen importantes desafíos, como la distribución de la riqueza, que es desigual, la baja cualificación de la mano de obra, la extensión de la economía sumergida, entre otros.

En cuanto al factor político, la Monarquía y el Majzén son instituciones claves para entender al Reino de Marruecos. A nivel ejecutivo, el Monarca tiene la última palabra, marcando la política a seguir, aconsejado y apoyado por una élite de consejeros que es el Majzén, el verdadero gobierno del país. No obstante, el Gobierno formal , está compuesto por políticos pertenecientes a los partidos que más apoyo electoral han obtenido en las elecciones. En cualquier caso, el Rey nombra en la práctica a los ministros, siendo a la vez siempre el ministro de Defensa. Dentro de este marco, la Nueva Constitución en 2011 introducida al calor de la primavera árabe, supuso la introducción de cambios democráticos, pero conservando buena parte del poder del Monarca.

En relación al factor diplomático y de seguridad, el control del Sáhara por Marruecos, no reconocido por la comunidad internacional, y la rivalidad regional con Argelia, suponen sus principales desafíos exteriores, mientras que el terrorismo islámico, es su principal desafío a la seguridad interna. En este sentido, los principales apoyos internacionales a Marruecos provienen de Estados Unidos y la UE, en especial Francia, dados los importantes intereses convergentes en materia política, económica y de seguridad que comparte el Reino Alauí con estos actores.

  1. CONCLUSIÓN

El escenario más probable es aquel en el que proseguirá la lucha antiterrorista de manera exitosa. Este éxito, propiciará el crecimiento económico y avances en el índice de Desarrollo Humano (IDH) en Marruecos, con un aumento exponencial del turismo y de inversiones en infraestructuras […]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> MARRUECOS Y SU FUTURO POLÍTICO Y ECONÓMICO - Fesei.org
Publicado el 27 octubre, 2017 a las 15:33 por Fesei

MARRUECOS Y SU FUTURO POLÍTICO Y ECONÓMICO

  1.  INTRODUCCIÓN

En relación con el futuro desarrollo político y económico de Marruecos, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

Con una posición estratégica en el noroeste de África, a escasos kilómetros del continente europeo y con acceso tanto al Océano Atlántico como al Mar Mediterráneo, el Reino de Marruecos posee una notable importancia geoestratégica. La numerosa diáspora marroquí en Europa, especialmente en Francia, España e Italia, no hace sino incrementar la importancia que tiene la estabilidad de Marruecos para la seguridad de Europa.

En este sentido, los factores económicos juegan un importante papel. En Marruecos, las políticas de corte liberal en economía han sido la seña de identidad del país, observándose una dinámica positiva en el crecimiento económico y una modernización de las infraestructuras. Este proceso positivo  está basado en la estabilidad institucional, una base económica cada vez más diversificada y una mayor integración de la economía marroquí en el mundo. No obstante, existen importantes desafíos, como la distribución de la riqueza, que es desigual, la baja cualificación de la mano de obra, la extensión de la economía sumergida, entre otros.

En cuanto al factor político, la Monarquía y el Majzén son instituciones claves para entender al Reino de Marruecos. A nivel ejecutivo, el Monarca tiene la última palabra, marcando la política a seguir, aconsejado y apoyado por una élite de consejeros que es el Majzén, el verdadero gobierno del país. No obstante, el Gobierno formal , está compuesto por políticos pertenecientes a los partidos que más apoyo electoral han obtenido en las elecciones. En cualquier caso, el Rey nombra en la práctica a los ministros, siendo a la vez siempre el ministro de Defensa. Dentro de este marco, la Nueva Constitución en 2011 introducida al calor de la primavera árabe, supuso la introducción de cambios democráticos, pero conservando buena parte del poder del Monarca.

En relación al factor diplomático y de seguridad, el control del Sáhara por Marruecos, no reconocido por la comunidad internacional, y la rivalidad regional con Argelia, suponen sus principales desafíos exteriores, mientras que el terrorismo islámico, es su principal desafío a la seguridad interna. En este sentido, los principales apoyos internacionales a Marruecos provienen de Estados Unidos y la UE, en especial Francia, dados los importantes intereses convergentes en materia política, económica y de seguridad que comparte el Reino Alauí con estos actores.

  1. CONCLUSIÓN

El escenario más probable es aquel en el que proseguirá la lucha antiterrorista de manera exitosa. Este éxito, propiciará el crecimiento económico y avances en el índice de Desarrollo Humano (IDH) en Marruecos, con un aumento exponencial del turismo y de inversiones en infraestructuras […]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia