1. ANÁLISIS

La relación entre Corea del norte y Corea del Sur se enmarca en uno de los pocos conflictos prolongados en el tiempo desde el fin de la segunda guerra mundial. La  formación de los dos países en 1948, fruto del fin de la ocupación de Japón establecida  desde el fin de la guerra ruso japonesa en 1905 , dio lugar a un punto geoestratégico de fractura bipolar: de un lado,  Corea del Norte, posicionada bajo la órbita soviética, estableció un régimen de acuerdo con el programa de su fundador , Kim il sung, basado en el ideario juche ( independencia política, autoabastecimiento económico, tradición) y Sengun ( prioridad militar para alcanzar los objetivos de la revolución), lo que ha llevado a dicho país a aspirar a un estatus nuclear para culminar su independencia.

Por otro lado, corea del sur, bajo apoyo norteamericano, ha ido conformando sus variables políticas en torno al capitalismo, evolucionando, desde un período de gobiernos autoritarios hasta una democracia desarrollada y una economía fuertemente competitiva, dentro de los paradigmas de la sociedad internacional. La guerra entre las dos Coreas de 1950 a 1953, espejo de la guerra fría, finalizó con un tratado de no agresión, la paz de Panmunjom, base de la relación actual, que estableció el cese de hostilidades y una zona desmilitarizada entorno al paralelo 38 norte como frontera entre las dos coreas.

Finalizada la guerra fría, ambos países han experimentado en sus relaciones episodios de tensión y distensión (sunshine policy). El mapa de liderazgo asiático se ha ido posicionando con China como única potencia tutelar de Corea del Norte en  relación de fuerte dependencia y con Rusia como aliado potencial en un posible futuro de distensión. Estados Unidos ha establecido lazos económicos, políticos y militares con Corea del Sur, por ser este país base de expansión e influencia norteamericana en Asia. Los intereses de Japón, alineados con los Corea del Sur en temas de seguridad, están amortiguados por diferencias como aquellas basadas en reclamaciones territoriales.

 

  1. CONCLUSIÓN

Se trata de un sistema objeto de estudio estable. Las posiciones de los actores no presentan dinamismo, dentro de un esquema de mutua dependencia con un actor como árbitro, China, cuya diplomacia del Yuan podría actuar como potenciador o limitador de conflictos. Un escenario de confrontación directa prolongada total es poco probable, debido a que ninguno de los actores ganaría poder ni influencia considerable.

A nivel de profundización de análisis medio, el interés por la unificación es intenso en Corea del Sur por cuestiones sociales y de seguridad.

Tanto Japón como Estados Unidos (país cuya línea de de responsabilidad estratégica lleva a una dinámica de fuerte reacción ante amenazas de intereses), también impulsan la unión por cuestiones de seguridad y parecen seguir […]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> NEGOCIACIONES ENTRE LAS DOS COREAS - Fesei.org
Publicado el 5 junio, 2018 a las 12:52 por Fesei

NEGOCIACIONES ENTRE LAS DOS COREAS

  1. INTRODUCCIÓN

En relación al acercamiento entre los gobiernos de corea del norte y del sur se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

La relación entre Corea del norte y Corea del Sur se enmarca en uno de los pocos conflictos prolongados en el tiempo desde el fin de la segunda guerra mundial. La  formación de los dos países en 1948, fruto del fin de la ocupación de Japón establecida  desde el fin de la guerra ruso japonesa en 1905 , dio lugar a un punto geoestratégico de fractura bipolar: de un lado,  Corea del Norte, posicionada bajo la órbita soviética, estableció un régimen de acuerdo con el programa de su fundador , Kim il sung, basado en el ideario juche ( independencia política, autoabastecimiento económico, tradición) y Sengun ( prioridad militar para alcanzar los objetivos de la revolución), lo que ha llevado a dicho país a aspirar a un estatus nuclear para culminar su independencia.

Por otro lado, corea del sur, bajo apoyo norteamericano, ha ido conformando sus variables políticas en torno al capitalismo, evolucionando, desde un período de gobiernos autoritarios hasta una democracia desarrollada y una economía fuertemente competitiva, dentro de los paradigmas de la sociedad internacional. La guerra entre las dos Coreas de 1950 a 1953, espejo de la guerra fría, finalizó con un tratado de no agresión, la paz de Panmunjom, base de la relación actual, que estableció el cese de hostilidades y una zona desmilitarizada entorno al paralelo 38 norte como frontera entre las dos coreas.

Finalizada la guerra fría, ambos países han experimentado en sus relaciones episodios de tensión y distensión (sunshine policy). El mapa de liderazgo asiático se ha ido posicionando con China como única potencia tutelar de Corea del Norte en  relación de fuerte dependencia y con Rusia como aliado potencial en un posible futuro de distensión. Estados Unidos ha establecido lazos económicos, políticos y militares con Corea del Sur, por ser este país base de expansión e influencia norteamericana en Asia. Los intereses de Japón, alineados con los Corea del Sur en temas de seguridad, están amortiguados por diferencias como aquellas basadas en reclamaciones territoriales.

 

  1. CONCLUSIÓN

Se trata de un sistema objeto de estudio estable. Las posiciones de los actores no presentan dinamismo, dentro de un esquema de mutua dependencia con un actor como árbitro, China, cuya diplomacia del Yuan podría actuar como potenciador o limitador de conflictos. Un escenario de confrontación directa prolongada total es poco probable, debido a que ninguno de los actores ganaría poder ni influencia considerable.

A nivel de profundización de análisis medio, el interés por la unificación es intenso en Corea del Sur por cuestiones sociales y de seguridad.

Tanto Japón como Estados Unidos (país cuya línea de de responsabilidad estratégica lleva a una dinámica de fuerte reacción ante amenazas de intereses), también impulsan la unión por cuestiones de seguridad y parecen seguir […]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia