1. INTRODUCCIÓN

En relación con las perspectivas de desarrollo de la economía de Vietnam, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

Tras el inicio de reformas económicas a mediados de los años 80 del pasado siglo, Vietnam ha emergido de un modelo económico comunista, a convertirse en una de las naciones que han experimentado un mayor crecimiento económico del mundo.

Existen varios factores que explican un crecimiento tan fuerte. Uno de ellos, sin duda, es el haber partido de una base de desarrollo bastante baja, producto de los conflictos que asolaron el país desde la Segunda Guerra Mundial hasta 1975.

Sin embargo, el impulso reformista es quizás el más importante. Fruto de ello, se produjo un cambio en la estructura económica del país. Se pasó de una economía principalmente agrícola, a una manufacturera y de servicios, con capacidad exportadora y utilizando los recursos que una población joven y en crecimiento generaba. El proceso económico de la globalización, la mejora de las relaciones con Estados Unidos y su ingreso en la Organización Mundial del Comercio, también han favorecido a Vietnam.

Sin embargo, este modelo de rápido crecimiento puede estar tocando a su fin. Por ejemplo, su dependencia del sector exportador y de las inversiones extranjeras hacen al país vulnerable. El envejecimiento progresivo de la población añade otro factor de presión. En este marco, Vietnam debe encontrar nuevos generadores de crecimiento de la economía.

La mejora de la productividad y un mayor énfasis en la calidad son variables que podría ayudar en el sector manufacturero y de servicios. La continua mejora del ambiente para hacer negocios, favoreciendo la innovación y la flexibilidad de las empresas, puede llevar a ventajas competitivas para Vietnam, en especial, en los campos de la tecnología de la información o servicios offshore. Finalmente, el importante peso de las empresas estatales es otro campo donde podrían implantarse reformas para aumentar la eficiencia y mejorar su gobernanza.

 

  1. CONCLUSIÓN

 

El sistema de estudio es relativamente estable, ya que la variable de riesgo principal es la inversión extranjera. De cara al futuro, esta variable tenderá a ser más determinante y menos influenciable, probablemente porque Vietnam ya estará consolidada como una economía importante, con un interés propio para los inversores extranjeros.

De cara al futuro, el cómo se enfrenten a los desafíos, depende en buena medida del impulso reformador. En ausencia de éste, el escenario más probable es una progresiva desaceleración económica y pérdida de competitividad, que llevarán a una recesión. En cualquier caso, Vietnam tras más de treinta años de fuerte desarrollo económico, seguirá siendo un actor importante a nivel económico en la región Asia-Pacífico.

 

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> PERSPECTIVAS DE DESARROLLO DE LA ECONOMÍA DE VIETNAM - Fesei.org
Publicado el 26 septiembre, 2017 a las 13:01 por Fesei

PERSPECTIVAS DE DESARROLLO DE LA ECONOMÍA DE VIETNAM

 

  1. INTRODUCCIÓN

En relación con las perspectivas de desarrollo de la economía de Vietnam, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

Tras el inicio de reformas económicas a mediados de los años 80 del pasado siglo, Vietnam ha emergido de un modelo económico comunista, a convertirse en una de las naciones que han experimentado un mayor crecimiento económico del mundo.

Existen varios factores que explican un crecimiento tan fuerte. Uno de ellos, sin duda, es el haber partido de una base de desarrollo bastante baja, producto de los conflictos que asolaron el país desde la Segunda Guerra Mundial hasta 1975.

Sin embargo, el impulso reformista es quizás el más importante. Fruto de ello, se produjo un cambio en la estructura económica del país. Se pasó de una economía principalmente agrícola, a una manufacturera y de servicios, con capacidad exportadora y utilizando los recursos que una población joven y en crecimiento generaba. El proceso económico de la globalización, la mejora de las relaciones con Estados Unidos y su ingreso en la Organización Mundial del Comercio, también han favorecido a Vietnam.

Sin embargo, este modelo de rápido crecimiento puede estar tocando a su fin. Por ejemplo, su dependencia del sector exportador y de las inversiones extranjeras hacen al país vulnerable. El envejecimiento progresivo de la población añade otro factor de presión. En este marco, Vietnam debe encontrar nuevos generadores de crecimiento de la economía.

La mejora de la productividad y un mayor énfasis en la calidad son variables que podría ayudar en el sector manufacturero y de servicios. La continua mejora del ambiente para hacer negocios, favoreciendo la innovación y la flexibilidad de las empresas, puede llevar a ventajas competitivas para Vietnam, en especial, en los campos de la tecnología de la información o servicios offshore. Finalmente, el importante peso de las empresas estatales es otro campo donde podrían implantarse reformas para aumentar la eficiencia y mejorar su gobernanza.

 

  1. CONCLUSIÓN

 

El sistema de estudio es relativamente estable, ya que la variable de riesgo principal es la inversión extranjera. De cara al futuro, esta variable tenderá a ser más determinante y menos influenciable, probablemente porque Vietnam ya estará consolidada como una economía importante, con un interés propio para los inversores extranjeros.

De cara al futuro, el cómo se enfrenten a los desafíos, depende en buena medida del impulso reformador. En ausencia de éste, el escenario más probable es una progresiva desaceleración económica y pérdida de competitividad, que llevarán a una recesión. En cualquier caso, Vietnam tras más de treinta años de fuerte desarrollo económico, seguirá siendo un actor importante a nivel económico en la región Asia-Pacífico.

 

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

Mapa