1. ANÁLISIS

Las declaraciones conjuntas del Ministro de Asuntos Exteriores de Alemania y del Canciller de Austria nos permiten entrever que una nueva “guerra económica” se está gestando en Europa; la del control del mercado de gas. Ambos dirigentes se han opuesto a las nuevas sanciones contra Rusia aprobadas por el Senado norteamericano. Entre las medidas, se encuentran sanciones contra las empresas europeas que colaboran en el proyecto North Stream 2, que es una ampliación del gaseoducto submarino ya existente, que une Rusia y Alemania directamente, y que permitiría ampliar las importaciones de gas y potenciaría el rol de Alemania como su nudo de distribución en Europa.

En este sentido, ambos mandatarios señalaron que las medidas del Senado están relacionadas con el proyecto de venta de gas licuado americano en Europa. En febrero de 2016, partió el primer buque con gas destinado a la exportación. Se supone que la mitad del gas que EEUU planea exportar, iría a Europa, suponiendo aproximadamente 45 billones de metros cúbicos que sustituirían en parte al gas ruso.

Sin embargo, los resultados hasta ahora han sido más bien modestos. Las exportaciones americanas a Europa han representado solo 500 millones de metros cúbicos, siendo Gran Bretaña y España sus principales clientes. Estas cifras son claramente inferiores a las cantidades importadas por el Viejo Continente no ya a través de los  gaseoductos rusos, sino por otros proveedores de gas natural licuado.

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

 

 

 

 

"/> RIVALIDAD RUSIA-EEUU EN EL MERCADO GASISTA EUROPEO - Fesei.org
Publicado el 3 julio, 2017 a las 17:41 por Fesei

RIVALIDAD RUSIA-EEUU EN EL MERCADO GASISTA EUROPEO

 

  1. INTRODUCCIÓN

En relación con la rivalidad entre Rusia-EEUU en el mercado gasista europeo, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

Las declaraciones conjuntas del Ministro de Asuntos Exteriores de Alemania y del Canciller de Austria nos permiten entrever que una nueva “guerra económica” se está gestando en Europa; la del control del mercado de gas. Ambos dirigentes se han opuesto a las nuevas sanciones contra Rusia aprobadas por el Senado norteamericano. Entre las medidas, se encuentran sanciones contra las empresas europeas que colaboran en el proyecto North Stream 2, que es una ampliación del gaseoducto submarino ya existente, que une Rusia y Alemania directamente, y que permitiría ampliar las importaciones de gas y potenciaría el rol de Alemania como su nudo de distribución en Europa.

En este sentido, ambos mandatarios señalaron que las medidas del Senado están relacionadas con el proyecto de venta de gas licuado americano en Europa. En febrero de 2016, partió el primer buque con gas destinado a la exportación. Se supone que la mitad del gas que EEUU planea exportar, iría a Europa, suponiendo aproximadamente 45 billones de metros cúbicos que sustituirían en parte al gas ruso.

Sin embargo, los resultados hasta ahora han sido más bien modestos. Las exportaciones americanas a Europa han representado solo 500 millones de metros cúbicos, siendo Gran Bretaña y España sus principales clientes. Estas cifras son claramente inferiores a las cantidades importadas por el Viejo Continente no ya a través de los  gaseoductos rusos, sino por otros proveedores de gas natural licuado.

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia