1. ANÁLISIS

Históricamente, Intermarium (Międzymorze en polaco) hunde sus raíces en la historia en la medieval unión política de Polonia y Lituania. Ha sido un proyecto que aspiraba a desarrollar una federación en el centro y el este de Europa, con Polonia como líder y mediador de las posibles disputas entre sus miembros. Se le conoce por su definición en latín ya que pretendía asociar estados con costas en el mar báltico, mar adriático y mar negro.

Cuando Polonia, tras tres particiones volvió a aparecer en el mapa europeo tras la Primera Guerra Mundial, el líder polaco Josef Pilsudsky retomó este proyecto con el objetivo principal de debilitar a Rusia y posteriormente a la Unión Soviética. El método para conseguirlo consistía en fomentar el separatismo por motivos étnicos, religiosos o regionalistas, que dieran lugar a nuevas naciones, pero lo suficientemente débiles para no impedir la hegemonía de Polonia. Otro objetivo asociado, era separar a la Unión Soviética, de Europa, especialmente de Alemania, otro rival de Polonia.

Estos objetivos, sin embargo, no contaron con el apoyo de las nuevas naciones creadas tras la contienda, como Lituania o Ucrania, a lo que tampoco ayudó las malas relaciones que tuvo Polonia en ese período histórico con sus vecinos. Polonia pasaría prácticamente el resto del siglo XX bajo dominio alemán o soviético.

Tras el fin del comunismo en Europa, esta estrategia que ha guiado en buena medida el posicionamiento geoestratégico de Polonia, concuerda con los intereses norteamericanos en Europa. Con la tradicional animadversión de Polonia a Rusia, Estados Unidos tiene un firme baluarte en Europa Oriental.

La pertenencia al bloque comunitario y a la OTAN cimentaron la posición de Polonia en los aspectos económicos y de seguridad, sin embargo, el proyecto geoestratégico de Intermarium no ha perdido vigencia. Prueba de ello es el decidido apoyo polaco al régimen ucraniano, a pesar del fuerte sentimiento anti-polaco de parte del espectro político ucraniano. Por otro lado, el grupo de Visegrado, donde Polonia es sin duda el actor con más peso, no deja de ser un foro alternativo que permite a Polonia ejercer su influencia, en este caso dirigida a Bruselas.

 

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es estable. Las variables explicativas del mismo son el poder económico de Alemania y el militar de Rusia, así como el apoyo estadounidense a Polonia. No hay variables de riesgo a destacar, sin embargo si hay una variable claramente dependiente de las otras variables, la buscada hegemonía polaca. A más largo plazo, la situación cambiaría y pasaría a ser un sistema inestable. La razón está en la aparición con fuerza, por un lado […]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> EL CONCEPTO DE INTERMARIUM EN LA GEOPOLÍTICA DE POLONIA - Fesei.org
Publicado el 13 septiembre, 2017 a las 16:47 por Fesei

EL CONCEPTO DE INTERMARIUM EN LA GEOPOLÍTICA DE POLONIA

  1. INTRODUCCIÓN

En relación al concepto de Intermarium en la geopolítica polaca, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

Históricamente, Intermarium (Międzymorze en polaco) hunde sus raíces en la historia en la medieval unión política de Polonia y Lituania. Ha sido un proyecto que aspiraba a desarrollar una federación en el centro y el este de Europa, con Polonia como líder y mediador de las posibles disputas entre sus miembros. Se le conoce por su definición en latín ya que pretendía asociar estados con costas en el mar báltico, mar adriático y mar negro.

Cuando Polonia, tras tres particiones volvió a aparecer en el mapa europeo tras la Primera Guerra Mundial, el líder polaco Josef Pilsudsky retomó este proyecto con el objetivo principal de debilitar a Rusia y posteriormente a la Unión Soviética. El método para conseguirlo consistía en fomentar el separatismo por motivos étnicos, religiosos o regionalistas, que dieran lugar a nuevas naciones, pero lo suficientemente débiles para no impedir la hegemonía de Polonia. Otro objetivo asociado, era separar a la Unión Soviética, de Europa, especialmente de Alemania, otro rival de Polonia.

Estos objetivos, sin embargo, no contaron con el apoyo de las nuevas naciones creadas tras la contienda, como Lituania o Ucrania, a lo que tampoco ayudó las malas relaciones que tuvo Polonia en ese período histórico con sus vecinos. Polonia pasaría prácticamente el resto del siglo XX bajo dominio alemán o soviético.

Tras el fin del comunismo en Europa, esta estrategia que ha guiado en buena medida el posicionamiento geoestratégico de Polonia, concuerda con los intereses norteamericanos en Europa. Con la tradicional animadversión de Polonia a Rusia, Estados Unidos tiene un firme baluarte en Europa Oriental.

La pertenencia al bloque comunitario y a la OTAN cimentaron la posición de Polonia en los aspectos económicos y de seguridad, sin embargo, el proyecto geoestratégico de Intermarium no ha perdido vigencia. Prueba de ello es el decidido apoyo polaco al régimen ucraniano, a pesar del fuerte sentimiento anti-polaco de parte del espectro político ucraniano. Por otro lado, el grupo de Visegrado, donde Polonia es sin duda el actor con más peso, no deja de ser un foro alternativo que permite a Polonia ejercer su influencia, en este caso dirigida a Bruselas.

 

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es estable. Las variables explicativas del mismo son el poder económico de Alemania y el militar de Rusia, así como el apoyo estadounidense a Polonia. No hay variables de riesgo a destacar, sin embargo si hay una variable claramente dependiente de las otras variables, la buscada hegemonía polaca. A más largo plazo, la situación cambiaría y pasaría a ser un sistema inestable. La razón está en la aparición con fuerza, por un lado […]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia