1. INTRODUCCIÓN

En referencia a la importancia geoestratégica del Canal de Beagle, se remite la siguiente valoración.

2. ANÁLISIS

Situado al sur de la Isla Grande de Tierra del Fuego, este canal de aproximadamente 240 kilómetros de extensión conecta el Océano Atlántico con el Pacífico. Administrativamente está dividido entre Argentina y Chile.
Históricamente, la soberanía de varias islas al sur de Tierra del Fuego, ha sido motivo de controversia entre Chile y Argentina. Aunque hubo incidentes con anterioridad, la tensión fue especialmente importante en el año 1978, con el despliegue de unidades militares a ambos lados de la frontera preparadas para entrar en acción. Los objetivos geoestratégicos de Argentina eran evitar que su acceso a la Antártida se vea comprometido y que la presencia militar chilena en el Atlántico Sur, en conjunto con Brasil, puedan efectivamente rodear al país. En parte por estas razones, se produjo la posterior intervención argentina en las Malvinas. Por otro lado, para Chile, el acceso al Continente Helado y al Atlántico también es un objetivo estratégico.

Tras la firma del acuerdo de amistad y paz entre Argentina y Chile en 1984, se resolvió la disputa. El tratado incluyó la delimitación marítima, el reconocimiento de la soberanía chilena sobre las islas de Navarino, Picton y Nueva Lennox, el procedimiento para la solución de controversias, estipuló derechos de navegación para ambos países y reafirmó los derechos de ambos países en la Antártida.

En cualquier caso el asunto central para argentinos y chilenos no es la propiedad sobre estas islas del Canal en sí, sino el control sobre el espacio marítimo contiguo. El control de los recursos naturales sin explotar juega un papel fundamental en este sistema objeto de estudio. Para Chile el acuerdo supone el acceso al Atlántico Sur y sobre todo, a la Antártida. Para Argentina, por otra parte, el Tratado permitió regular sus derechos de navegación por la zona y también acceder a la Antártida. No obstante, la situación geopolítica de Argentina, tras el acuerdo con Chile de 1984 y la Guerra de las Malvinas, la han colocado en una posición de desventaja en la región.

3. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es inestable pero muestra una tendencia hacia la estabilidad. En primer lugar se caracteriza por la debilidad militar de Argentina, y la fragilidad de las variables del factor económico-financiero, pero por el contrario, el sistema se ve beneficiado por la mejora de las relaciones entre este país y Chile. Las principales variables de riesgo son los recursos aún sin explotar y las posibilidades de nuevas rutas marítimas. A futuro, este último punto seguirá siendo una variable de riesgo a considerar, principalmente porque se prevé el aumento del tráfico de comercio marítimo, científico y militar.

El escenario más probable a futuro se va a manifestar por ciertas tensiones en la explotación de los recursos naturales, no obstante, la tendencia hacia la cooperación prevalecerá, lo que impactará positivamente en el desarrollo regional.

"/> IMPORTANCIA GEOESTRATÉGICA DEL CANAL DE BEAGLE. - Fesei.org
Publicado el 27 abril, 2020 a las 09:34 por Fesei

IMPORTANCIA GEOESTRATÉGICA DEL CANAL DE BEAGLE.

1. INTRODUCCIÓN

En referencia a la importancia geoestratégica del Canal de Beagle, se remite la siguiente valoración.

2. ANÁLISIS

Situado al sur de la Isla Grande de Tierra del Fuego, este canal de aproximadamente 240 kilómetros de extensión conecta el Océano Atlántico con el Pacífico. Administrativamente está dividido entre Argentina y Chile.
Históricamente, la soberanía de varias islas al sur de Tierra del Fuego, ha sido motivo de controversia entre Chile y Argentina. Aunque hubo incidentes con anterioridad, la tensión fue especialmente importante en el año 1978, con el despliegue de unidades militares a ambos lados de la frontera preparadas para entrar en acción. Los objetivos geoestratégicos de Argentina eran evitar que su acceso a la Antártida se vea comprometido y que la presencia militar chilena en el Atlántico Sur, en conjunto con Brasil, puedan efectivamente rodear al país. En parte por estas razones, se produjo la posterior intervención argentina en las Malvinas. Por otro lado, para Chile, el acceso al Continente Helado y al Atlántico también es un objetivo estratégico.

Tras la firma del acuerdo de amistad y paz entre Argentina y Chile en 1984, se resolvió la disputa. El tratado incluyó la delimitación marítima, el reconocimiento de la soberanía chilena sobre las islas de Navarino, Picton y Nueva Lennox, el procedimiento para la solución de controversias, estipuló derechos de navegación para ambos países y reafirmó los derechos de ambos países en la Antártida.

En cualquier caso el asunto central para argentinos y chilenos no es la propiedad sobre estas islas del Canal en sí, sino el control sobre el espacio marítimo contiguo. El control de los recursos naturales sin explotar juega un papel fundamental en este sistema objeto de estudio. Para Chile el acuerdo supone el acceso al Atlántico Sur y sobre todo, a la Antártida. Para Argentina, por otra parte, el Tratado permitió regular sus derechos de navegación por la zona y también acceder a la Antártida. No obstante, la situación geopolítica de Argentina, tras el acuerdo con Chile de 1984 y la Guerra de las Malvinas, la han colocado en una posición de desventaja en la región.

3. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es inestable pero muestra una tendencia hacia la estabilidad. En primer lugar se caracteriza por la debilidad militar de Argentina, y la fragilidad de las variables del factor económico-financiero, pero por el contrario, el sistema se ve beneficiado por la mejora de las relaciones entre este país y Chile. Las principales variables de riesgo son los recursos aún sin explotar y las posibilidades de nuevas rutas marítimas. A futuro, este último punto seguirá siendo una variable de riesgo a considerar, principalmente porque se prevé el aumento del tráfico de comercio marítimo, científico y militar.

El escenario más probable a futuro se va a manifestar por ciertas tensiones en la explotación de los recursos naturales, no obstante, la tendencia hacia la cooperación prevalecerá, lo que impactará positivamente en el desarrollo regional.