1. INTRODUCCIÓN

En relación a la evolución del sistema político en China, se remite la siguiente valoración.

  1. ANÁLISIS

Teniendo en cuenta la reciente nota informativa sobre Hong Kong y las conclusiones extraídas, conviene estudiar su impacto en el conjunto del sistema político chino. Desde un punto de vista del factor histórico, la llegada al poder de Deng Xiaoping y su programa de desarrollo, ha supuesto los cimientos de la China actual, principalmente por su éxito en el ámbito económico que ha llevado al país a disputar la hegemonía mundial a Estados Unidos.

No obstante, el país enfrenta la necesidad de ir adaptándose a los desafíos políticos y económicos que obligan al gobierno a ir introduciendo medidas paulatinas. Una de las más importantes es el cambio en el modelo estructural de la economía, que avanza hacia la creación de un mercado de consumo interno y consolidado, o la apuesta por la digitalización y la alta tecnología que debe ser coherente con el concepto de desarrollo sostenible y otras políticas sociales. Esta modernización en el campo tecnológico y económico puede generar tensiones con un sistema político sin reformar dominado por el Partido Comunista Chino, sin oposición real. Uno de los riesgos es que el sistema político no siga la velocidad requerida en la aplicación de los cambios y se generen tensiones con grupos de interés que no desean modificar la actual estructura económica basada en las exportaciones industriales y las grandes corporaciones estatales. Por tanto, el factor económico es esencial para entender la legitimidad del Gobierno, basado en un ciclo continuo de crecimiento.

La necesidad de reformas ha llevado a desarrollar medidas en favor de la transparencia y la lucha contra la corrupción, la reducción de los controles a la inversión o nuevas leyes antimonopolio. Sin embargo, debido a las resistencias internas, su aplicación no ha sido completa. En este sentido, el cambio hacia una economía y sociedad avanzada, requiere un cambio de actitud de las autoridades por ejemplo, hacia la creatividad y la innovación y una mayor liberalización de internet. Fruto de estas necesidades, los miembros del Partido Comunista continúan debatiendo entre las reformas necesarias y la liberalización o un mayor control de la sociedad y la economía. No obstante es necesario recordar que, fruto de las reformas en el pasado, lejos del control férreo de la época de Mao, tuvieron lugar los sucesos de Tiannamen, que durante un tiempo sirvieron al ala dura del partido para volver a ejercer un mayor control sobre el país, y que podrían nuevamente hacer aparición con consecuencias imprevisibles.

  1. CONCLUSIÓN

Teniendo en cuenta los grandes desafíos sociales y económicos que enfrentará China, es de prever un aumento del control del Gobierno sobre la sociedad. No obstante, esta vuelta atrás en el aspecto político no será permanente y no impedirá el creciente desarrollo de la sociedad civil en el país.

(….)

"> LA EVOLUCIÓN DEL SISTEMA POLÍTICO EN CHINA. - Fesei.org
Publicado el 24 julio, 2019 a las 12:43 por Fesei

LA EVOLUCIÓN DEL SISTEMA POLÍTICO EN CHINA.

  1. INTRODUCCIÓN

En relación a la evolución del sistema político en China, se remite la siguiente valoración.

  1. ANÁLISIS

Teniendo en cuenta la reciente nota informativa sobre Hong Kong y las conclusiones extraídas, conviene estudiar su impacto en el conjunto del sistema político chino. Desde un punto de vista del factor histórico, la llegada al poder de Deng Xiaoping y su programa de desarrollo, ha supuesto los cimientos de la China actual, principalmente por su éxito en el ámbito económico que ha llevado al país a disputar la hegemonía mundial a Estados Unidos.

No obstante, el país enfrenta la necesidad de ir adaptándose a los desafíos políticos y económicos que obligan al gobierno a ir introduciendo medidas paulatinas. Una de las más importantes es el cambio en el modelo estructural de la economía, que avanza hacia la creación de un mercado de consumo interno y consolidado, o la apuesta por la digitalización y la alta tecnología que debe ser coherente con el concepto de desarrollo sostenible y otras políticas sociales. Esta modernización en el campo tecnológico y económico puede generar tensiones con un sistema político sin reformar dominado por el Partido Comunista Chino, sin oposición real. Uno de los riesgos es que el sistema político no siga la velocidad requerida en la aplicación de los cambios y se generen tensiones con grupos de interés que no desean modificar la actual estructura económica basada en las exportaciones industriales y las grandes corporaciones estatales. Por tanto, el factor económico es esencial para entender la legitimidad del Gobierno, basado en un ciclo continuo de crecimiento.

La necesidad de reformas ha llevado a desarrollar medidas en favor de la transparencia y la lucha contra la corrupción, la reducción de los controles a la inversión o nuevas leyes antimonopolio. Sin embargo, debido a las resistencias internas, su aplicación no ha sido completa. En este sentido, el cambio hacia una economía y sociedad avanzada, requiere un cambio de actitud de las autoridades por ejemplo, hacia la creatividad y la innovación y una mayor liberalización de internet. Fruto de estas necesidades, los miembros del Partido Comunista continúan debatiendo entre las reformas necesarias y la liberalización o un mayor control de la sociedad y la economía. No obstante es necesario recordar que, fruto de las reformas en el pasado, lejos del control férreo de la época de Mao, tuvieron lugar los sucesos de Tiannamen, que durante un tiempo sirvieron al ala dura del partido para volver a ejercer un mayor control sobre el país, y que podrían nuevamente hacer aparición con consecuencias imprevisibles.

  1. CONCLUSIÓN

Teniendo en cuenta los grandes desafíos sociales y económicos que enfrentará China, es de prever un aumento del control del Gobierno sobre la sociedad. No obstante, esta vuelta atrás en el aspecto político no será permanente y no impedirá el creciente desarrollo de la sociedad civil en el país.

(….)