1. INTRODUCCIÓN

En relación al futuro geopolítico de Perú, se remite la siguiente valoración.

  1. ANÁLISIS

Situado al sur de la línea del ecuador, Perú es el tercer país más grande de América del Sur. Su territorio, que abarca desde selva tropical a desierto, es abrupto, determinado por la presencia de la cordillera de los Andes y su amplia fachada marítima al Océano Pacífico. Históricamente, el peso de la actividad humana se centró en las zonas de la cordillera durante el período precolombino. Posteriormente, tras la conquista española y la formación del moderno estado peruano, la actividad se ha trasladado a la zona costera. Un ejemplo de esta situación es la desmesurada importancia económica y demográfica de la capital Lima, donde vive cerca de un tercio de la población del país y donde se genera cerca de la mitad de su PIB.

Históricamente, Perú ha tenido disputas fronterizas con Colombia y especialmente con Ecuador, ilustrado en el conflicto del Alto Cenepa. Sin embargo, la rivalidad regional principal la mantiene con Chile, quién le arrebató territorios en la Guerra del Pacífico librada en el siglo XIX. Hoy en día, estas disputas tienen un carácter marítimo, con el trasfondo del aprovechamiento de los recursos del Océano Pacífico.

Sin embargo, son los desafíos internos los que suponen el principal problema para Perú. Las distancias y las dificultades en las comunicaciones no han favorecido el desarrollo económico de determinadas zonas del país, en especial de las zonas montañosas y selváticas. A ello hay que añadir las diferencias étnicas y culturales que estas regiones presentan con la zona costera más desarrollada. Fruto de estas diferencias y de la pobreza de buena parte de la población, han surgido actores que han minado la estabilidad del Estado. Si bien, durante una parte del siglo XX este desafío ha tenido su origen en grupos terroristas fuertemente ideologizados como Sendero Luminoso, hoy en día los tentáculos del crimen organizado, en especial del narcotráfico, suponen una amenaza mayor. Por otro lado, la creciente actividad del islamismo en el país, con la finalidad principalmente de crear una base de reclutamiento y expandir su influencia en las comunidades más pobres, también debería ser objeto de atención del Estado Peruano.

No obstante, el desarrollo económico experimentado por el país en los últimos años, permiten ser más optimistas de cara a la estabilidad de la nación. En este sentido, Perú dispone de abundantes recursos naturales, en especial mineros, que apuntalan su crecimiento y que han favorecido una paulatina reducción de la pobreza.

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es relativamente inestable, principalmente por las grandes diferencias socioeconómicas que alimentan la violencia a nivel interno. Sin embargo, a más largo plazo, el sistema evoluciona hacia una mayor estabilidad, probablemente a consecuencia del crecimiento económico de Perú y la reducción de la pobreza.

(….)

"/> LA VISIÓN GEOPOLÍTICA DE PERÚ. - Fesei.org
Publicado el 4 septiembre, 2019 a las 10:11 por Fesei

LA VISIÓN GEOPOLÍTICA DE PERÚ.

  1. INTRODUCCIÓN

En relación al futuro geopolítico de Perú, se remite la siguiente valoración.

  1. ANÁLISIS

Situado al sur de la línea del ecuador, Perú es el tercer país más grande de América del Sur. Su territorio, que abarca desde selva tropical a desierto, es abrupto, determinado por la presencia de la cordillera de los Andes y su amplia fachada marítima al Océano Pacífico. Históricamente, el peso de la actividad humana se centró en las zonas de la cordillera durante el período precolombino. Posteriormente, tras la conquista española y la formación del moderno estado peruano, la actividad se ha trasladado a la zona costera. Un ejemplo de esta situación es la desmesurada importancia económica y demográfica de la capital Lima, donde vive cerca de un tercio de la población del país y donde se genera cerca de la mitad de su PIB.

Históricamente, Perú ha tenido disputas fronterizas con Colombia y especialmente con Ecuador, ilustrado en el conflicto del Alto Cenepa. Sin embargo, la rivalidad regional principal la mantiene con Chile, quién le arrebató territorios en la Guerra del Pacífico librada en el siglo XIX. Hoy en día, estas disputas tienen un carácter marítimo, con el trasfondo del aprovechamiento de los recursos del Océano Pacífico.

Sin embargo, son los desafíos internos los que suponen el principal problema para Perú. Las distancias y las dificultades en las comunicaciones no han favorecido el desarrollo económico de determinadas zonas del país, en especial de las zonas montañosas y selváticas. A ello hay que añadir las diferencias étnicas y culturales que estas regiones presentan con la zona costera más desarrollada. Fruto de estas diferencias y de la pobreza de buena parte de la población, han surgido actores que han minado la estabilidad del Estado. Si bien, durante una parte del siglo XX este desafío ha tenido su origen en grupos terroristas fuertemente ideologizados como Sendero Luminoso, hoy en día los tentáculos del crimen organizado, en especial del narcotráfico, suponen una amenaza mayor. Por otro lado, la creciente actividad del islamismo en el país, con la finalidad principalmente de crear una base de reclutamiento y expandir su influencia en las comunidades más pobres, también debería ser objeto de atención del Estado Peruano.

No obstante, el desarrollo económico experimentado por el país en los últimos años, permiten ser más optimistas de cara a la estabilidad de la nación. En este sentido, Perú dispone de abundantes recursos naturales, en especial mineros, que apuntalan su crecimiento y que han favorecido una paulatina reducción de la pobreza.

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es relativamente inestable, principalmente por las grandes diferencias socioeconómicas que alimentan la violencia a nivel interno. Sin embargo, a más largo plazo, el sistema evoluciona hacia una mayor estabilidad, probablemente a consecuencia del crecimiento económico de Perú y la reducción de la pobreza.

(….)