1. ANÁLISIS

En la turbulenta historia reciente de Ucrania, destaca la toma del poder en 2014 de los simpatizantes del Maidán. Tras los acontecimientos en Crimea y su anexión a Rusia, y la guerra civil en Donetsk y Lugansk, otro posible foco de tensión es Transcarpatia. Esta región situada a unos 800 km al oeste de Kiev, está habitada por una mayoría de ucranianos, sin embargo, existen importantes minoría nacionales, destacando principalmente los húngaros. Precisamente, la población húngara se concentra en la región fronteriza entre Ucrania y Hungría, donde los húngaros suponen la mayoría de la población en varios municipios.

Históricamente, destaca el hecho de que Hungría gobernara la región durante siglos. Sin embargo, al finalizar la I Guerra Mundial, la redefinición de las fronteras perjudicó gravemente a Hungría, que perdió más de la mitad de su territorio y millones de húngaros pasaron a convertirse en minorías en otros países. En este sentido, la protección de la diáspora en el extranjero, es una de las prioridades nacionales de cualquier gobierno húngaro.

Por otro lado, la debilidad del Estado ucraniano y el empeoramiento de las condiciones de vida, han hecho que Budapest preste una especial atención a este territorio. La situación se ve agravada por el auge del nacionalismo ucraniano, hostil a las minorías como los húngaros, y la continuación del conflicto en el Este de Ucrania.

En este contexto, las tensiones entre Kiev y Budapest han aumentado recientemente debido a una ley de educación que Hungría considera que vulnera los derechos de los húngaros. En este sentido, Budapest tampoco ve con buenos ojos el reclutamiento de jóvenes de Transcarpatia para servir en los frentes de Donetsk y Lugansk.

No obstante, la profunda crisis demográfica de Ucrania, acrecentada por la situación política, militar y sobre todo económica, está resultando beneficiosa para los países vecinos. Este proceso se ve reflejado en un importante flujo migratorio hacia países como la República Checa, Polonia o la misma Rusia, que están recibiendo mano de obra ucraniana en muchos casos altamente cualificada. Hungría también, aunque en menor medida, se ve beneficiada por este proceso.

 

 

 

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es inestable. La variable determinante que explica el sistema es el conflicto en el Este de Ucrania y su repercusión en Transcarpatia. Existen variables de riesgo como es el aumento de la influencia del nacionalismo ucraniano y, especialmente, la crisis económica que afecta al país. A largo plazo, el sistema permanecerá inestable, aunque se añadirán la crisis demográfica o la emigración al grupo de variables determinantes.

De cara al escenario futuro más probable, se puede prever una […]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia

"/> TRANSCARPATIA, UN POSIBLE FOCO DE CONFLICTO - Fesei.org
Publicado el 10 julio, 2018 a las 14:02 por Fesei

TRANSCARPATIA, UN POSIBLE FOCO DE CONFLICTO

  1. INTRODUCCIÓN

En relación a la región ucraniana de Transcarpatia y su evolución como posible foco de conflicto, se remite la siguiente valoración.

 

  1. ANÁLISIS

En la turbulenta historia reciente de Ucrania, destaca la toma del poder en 2014 de los simpatizantes del Maidán. Tras los acontecimientos en Crimea y su anexión a Rusia, y la guerra civil en Donetsk y Lugansk, otro posible foco de tensión es Transcarpatia. Esta región situada a unos 800 km al oeste de Kiev, está habitada por una mayoría de ucranianos, sin embargo, existen importantes minoría nacionales, destacando principalmente los húngaros. Precisamente, la población húngara se concentra en la región fronteriza entre Ucrania y Hungría, donde los húngaros suponen la mayoría de la población en varios municipios.

Históricamente, destaca el hecho de que Hungría gobernara la región durante siglos. Sin embargo, al finalizar la I Guerra Mundial, la redefinición de las fronteras perjudicó gravemente a Hungría, que perdió más de la mitad de su territorio y millones de húngaros pasaron a convertirse en minorías en otros países. En este sentido, la protección de la diáspora en el extranjero, es una de las prioridades nacionales de cualquier gobierno húngaro.

Por otro lado, la debilidad del Estado ucraniano y el empeoramiento de las condiciones de vida, han hecho que Budapest preste una especial atención a este territorio. La situación se ve agravada por el auge del nacionalismo ucraniano, hostil a las minorías como los húngaros, y la continuación del conflicto en el Este de Ucrania.

En este contexto, las tensiones entre Kiev y Budapest han aumentado recientemente debido a una ley de educación que Hungría considera que vulnera los derechos de los húngaros. En este sentido, Budapest tampoco ve con buenos ojos el reclutamiento de jóvenes de Transcarpatia para servir en los frentes de Donetsk y Lugansk.

No obstante, la profunda crisis demográfica de Ucrania, acrecentada por la situación política, militar y sobre todo económica, está resultando beneficiosa para los países vecinos. Este proceso se ve reflejado en un importante flujo migratorio hacia países como la República Checa, Polonia o la misma Rusia, que están recibiendo mano de obra ucraniana en muchos casos altamente cualificada. Hungría también, aunque en menor medida, se ve beneficiada por este proceso.

 

 

 

  1. CONCLUSIÓN

El sistema objeto de estudio es inestable. La variable determinante que explica el sistema es el conflicto en el Este de Ucrania y su repercusión en Transcarpatia. Existen variables de riesgo como es el aumento de la influencia del nacionalismo ucraniano y, especialmente, la crisis económica que afecta al país. A largo plazo, el sistema permanecerá inestable, aunque se añadirán la crisis demográfica o la emigración al grupo de variables determinantes.

De cara al escenario futuro más probable, se puede prever una […]

Para leer más solicitar Informe de Inteligencia